Un estudio de la Universitat de les Illes Balears (UIB) confirma que los desahucios por impago de alquiler en Palma se encuentran en los procesos de gentrificación –transformación urbana de barrios deteriorados– y afecta a clases económicas medias y altas, mientras que las ejecuciones hipotecarias están relacionadas con procesos de empobrecimiento y estigmatización.

[adrotate banner=”125″]

Así, los desahucios por alquiler en la capital balear tienen una geografía más difusa, pero se localizan especialmente en la zona de Gerreria y Santa Catalina. Son las conclusiones del estudio ‘Els desnonament de marca Palma. Geografies de la despossessió d’Habitatge a través de la crisis’, elaborado por los investigadores Sònia Vives-Miró, Onofre Rullan y Jesús M. González.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.