Con las terrazas a rebosar y en una hora de máximo apogeo. Decenas de personas disfrutaban ayer noche del barrio de Santa Catalina cuando, repentinamente, un conductor ebrio perdió el control de su coche y acabó impactando contra el parking de motos situado en el cruce de las calles Monseñor Palmer, San Magín y Espartero; el tramo conocido como la Plaça del Pont, en Palma.

[adrotate banner=”125″]

El suceso tuvo lugar sobre las 22:40 horas cuando un joven, de nacionalidad española y 35 años de edad, subía desde el Paseo Marítimo y se disponía a hacer un giro a la derecha para incorporarse a San Magín. El hombre circulaba a gran velocidad, por lo que perdió el control del vehículo al tratar de girar y acabó empotrándose contra un aparcamiento de motos. El conductor se llevó por delante hasta ocho motocicletas.

Varias personas que se encontraban en las terrazas de la zona, fueron testigos del accidente y del exceso de velocidad con el que conducía el joven, por lo que comenzaron a increparle su actitud y se crearon momentos de tensión. Para tratar de calmar los ánimos, una dotación de la Policía Local metió al conductor en el interior del vehículo policial, ya que incluso estaba recibiendo amenazas de agresión por la imprudencia que había cometido. Poco después, con el apoyo de varias dotaciones más, se restableció la calma. Los agentes practicaron la prueba de alcoholemia al conductor y éste, dio positivo; superando la tasa de alcohol permitida.

Una grúa se desplazó al lugar para retirar el vehículo y los agentes recolocaron las motos caídas al suelo por el golpe. De hecho, se dejaron notas informativas para que sus propietarios puedan reclamar las acciones pertinentes al conductor. Las motos frenaron la inercia del vehículo, que afortunadamente, no se subió a la acera, ya que sino podría haber provocado varios heridos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.