La campaña de prospecciones subacuáticas que debe revisar el estado de conservación de los pecios del Parque Nacional marítimo-terrestre de Cabrera, comenzó el pasado miércoles 3 de mayo. El proyecto tiene como objetivo revisar el estado de conservación de las embarcaciones hundidas en esa zona.

[adrotate banner=”125″]

En él, participan cuatro arqueólogos del Servicio de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca, dos barcos de buceo con base en Cartagena (Las Palmas y Neptuno) y el apoyo logístico del personal del Parque Nacional de la isla. Los barcos de buceo cuentan con modernos medios de detección submarina y buceadores de la Armada.

La campaña, que está previsto que se alargue hasta el 18 de mayo, consistirá en geo-referenciar, cartografiar y valorar el estado de conservación de todos los pecios conocidos del archipiélago de Cabrera -en estos momentos 14- y también de todos los indicios de los que se tienen noticia oral, pero sobre los que nunca se ha hecho ninguna comprobación.

El último pecio localizado en aguas del Parque Nacional de Cabrera es el conocido como «Cabrera XIV», una embarcación romana del bajo imperio que se hundió en torno al siglo III-IV dC. Se trata de uno de los pecios de esta época mejor conservados del Mediterráneo Occidental, según las primeras conclusiones de los arqueólogos conocidas el pasado mes de enero. La embarcación se encuentra a poco más de setenta metros de profundidad y en su interior se cargaban ánforas que se utilizaban para transportar salsas de pescado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.