La situación del catalán mejora lentamente en los territorios de su habla pero pese a su vitalidad continúa “legalmente desprotegido”, ha explicado el presidente de la Plataforma per la Llengua, Òscar Escuder, en la presentación este viernes del InformeCat 2017.

Ha sostenido que el catalán está en una situación de franca anomalía, mejorando en todos los ámbitos, en todos los territorios de habla catalana y sin ningún conflicto, pero con “los derechos lingüísticos restringidos” en el Estado.

Ha asegurado que la tendencia es buena, ya que en los últimos diez años ha ganado 1,5 millones de hablantes, pero tiene el “handicap de no tener estado propio y de tener dos estados en contra”, y ha remarcado que España no cumple con la Carta europea de lenguas a la que se adhirió voluntariamente.

[adrotate banner=”125″]

Escuder ha remarcado que se tiene que ser optimista ante la situación del catalán, aunque sigue presentando “lagunas importantes” como en la justicia o el etiquetado de los productos.

El InformeCat 2017 presenta 50 datos sobre la lengua catalana, la mayoría relativos a 2015, entre las que figuran el aumento del conocimiento de los habitantes de la Comunidad Valenciana, el aumento del número de hablantes en el sur de Francia y en Baleares y que el 88,2% de los habitantes de L’Alguer (Italia) lo entiende.

En espectáculos, ha destacado el aumento de 8 puntos en el consumo de espectáculos en catalán, el incremento de facturación de libros en catalán y el crecimiento de películas en catalán o subtituladas en catalán en el Festival de Sitges.

Escuder ha criticado que en etiquetaje el 90% de los productos que se venden en Catalunya son “lingüísticamente ilegales”, y ha pedido una mejora en la aplicación de la ley.

El InformeCat destaca que el programa catalán para la acogida de refugiados prevé mentores lingüísticos, el 54% de los centros educativos valencianos escogen el modelo que da mayor peso al catalán y se superan los 6.000 estudiantes de lengua y cultura catalanas en las universidades extranjeras.

JUSTICIA

Un ámbito en el que el catalán no mejora es el judicial, y la Plataforma subraya que en 2015 hubo un 8,4% de sentencias en catalán, “mínimo histórico”, y que el Senado rechazó una moción que pedía proteger los derechos lingüísticos en la justicia.

La Plataforma per la Llengua ha criticado que el Gobierno central en funciones de Mariano Rajoy aprobó 52 normativas que “imponen el castellano” durante 2016, ha lamentado que Hacienda haya eliminado las versiones en catalán de diversos formularios y que TripAdvisor no permita el uso del catalán en los comentarios.

En el ámbito de las nuevas tecnologías, ha celebrado que nueve de las diez webs más visitadas tenga versión en catalán, y Escuder ha asegurado que hablarán con la única que no la tiene –Amazon– para que la haga ahora que realiza diversas inversiones en Catalunya.

La Plataforma per la Llengua ha lanzado una web ‘Estimo el català’ donde propone diversas preguntas para concienciar sobre el conocimiento de la situación del catalán.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.