El túnel de Sóller aumenta sus tarifas poco antes de convertirse en un paso gratuito el próximo mes de septiembre. La subida, aunque sutil, supone un nuevo cambio en la circulación hacia el municipio.

Según el Consell de Mallorca, la subida se debe a la subida del IPC, un índice que actualiza el precio del túnel año tras año. En este caso, la subida, de unos 0,05 céntimos, responde a las variaciones del índice mencionado. Además, dicha subida fue aprobada en el pleno del mes pasado, según explicó Miquel Romaguera, del ámbito de Carreteras.

A pesar de la subida, se mantiene el proyecto de proclamar su gratuidad a partir del próximo mes de septiembre, debido a que el Consell de Mallorca rescatará con 15,4 millones de euros el túnel de Sóller. El Consell asume el rescate y, al margen de este importe, el Govern aportará 4,1 millones hasta 2022 para mantenimiento de la infraestructura.

[adrotate banner=”125″]

El rescate de este túnel inaugurado hace 20 años, no obstante, puede terminar en los tribunales si no se llega a un acuerdo con la empresa concesionaria, como reconoció la consellera insular de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, que explicó que la empresa demandaba 33 millones en las primeras negociaciones.

Sin embargo, el Consell fundamenta el importe de 15,4 millones, ajustado hasta el 31 de agosto de 2017, en varios informes, externos y propios, e inició un nuevo periodo de negociaciones con la empresa para trasladar dichos informes.

A pesar de todo, Garrido confía en que si la empresa interpone un recurso, ello no dé paso a que se suspenda la apertura del rescate. Además, ha recordado que, originalmente, la empresa no había planteado problemas al rescate.

PONER FIN A UNA INJUSTICIA

Tanto Armengol como Ensenyat destacaron que este anuncio “pone fin a una injusticia histórica” para los residentes en Sóller, Bunyola, Fornalutx y Deià, que según han dicho sufren “un sistema perverso”.

Armengol recordó que se trata del peaje más caro de toda España: tiene un precio de cinco euros y de 1,3 euros para los residentes en la zona, si bien esta subvención a los residentes a menudo se pagaba tarde, lamentaba la presidenta.

Por todo ello, el Govern y el Consell se han mostrado de acuerdo en rescatar esta concesión y adicionalmente plantean una serie de intervenciones, procurando que “nunca sea con un coste directo a los bolsillos de los ciudadanos”.

En este sentido, el Govern invertirá 660.000 euros anuales hasta 2022, que en el caso de 2017 ya están presupuestados. La subvención anual para la rebaja del peaje a los residentes en la zona era de 1,5 millones euros cada año, según precisó el conseller Pons.

Por otro lado, Ensenyat espera que se produzcan cambios en el número de empadronados en Sóller una vez que desaparezca el peaje, y que se normalice y se pueda hacer una revisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.