Salvados por décimas de segundo. Dos operarios de una empresa de muebles han logrado esquivar en el último momento un coche sin control en Palma. Los hechos han ocurrido a las 12:30 de este jueves mientras ambos se encontraban realizando labores de carga y descarga en el camión con el que trabajan.

El fortuito suceso ha ocurrido cuando una conductora, acompañada de sus dos hijos de entre 1 y 2 años de edad, se encontraba circulando con su vehículo por la calle Garlanda (Palma) y, al tratar de girar hacia la izquierda para adentrarse en la calle San Isidre Llaurador, el coche se ha calado. La mujer ha explicado que “algo ha fallado” en su vehículo y cuando ha logrado arrancarlo de nuevo, el coche se ha acelerado y se ha empotrado contra el camión de transporte de una empresa de muebles.

[adrotate banner=”125″]

Justo en ese momento, los dos trabajadores se han percatado del acelerón descontrolado, y en décimas de segundo han saltado de tal manera que han podido esquivar el coche que iba directo hacia ellos. Los dos operarios se encuentran a salvo pero visiblemente impactados tras el susto de lo sucedido.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado varios coches de la Policía Local y una ambulancia que ha atendido a los niños. Tras ser atendidos los ocupantes del vehículo, se ha confirmado que todo  ha quedado en un susto y que no hay heridos.

Cabe destacar que los dos menores iban sentados en sillas homologadas de retención infantil, cumpliendo así la normativa vigente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.