Un hombre, de nacionalidad inglesa y 48 años de edad, ha sido detenido tras protagonizar una terrible agresión a su pareja en la calle Costa i Llobera del Arenal de Llucmajor; una paliza que presenciaron decenas de personas que prefirieron no intervenir y ni siquiera avisaron a los equipos de emergencia.

[adrotate banner=”125″]

El suceso tuvo lugar ayer sobre las 19:30 horas. La Policía Local del municipio recibió el aviso de que un hombre estaba agrediendo brutalmente a una mujer. Dos patrullas urgentes se desplazaron al lugar y cuando llegaron, continuaba la agresión mencionada. Él, muy agresivo, propinaba fuertes golpes a la víctima, también de nacionalidad inglesa y 48 años de edad.

Para lograr frenar el agresivo comportamiento del hombre, cuatro agentes tuvieron que emplearse a fondo para reducirle. Tras lograr, procedieron a su detención. La mujer fue trasladada al Hospital de Son Llatzer, donde se están valorando sus heridas. La mujer sufrió golpes sobre todo en la cara. Los agentes interrogaron a la mujer y fueron al hotel en busca del hijo de la pareja, que se encontraba allí sólo; un joven de 28 años de edad y afectado por el Síndrome de Down.

Lo más llamativo del suceso fue el lugar donde se produjo la agresión, ya que la pareja estaba frente a una parada de autobús en la que esperaban más de cincuenta personas. Ninguno de ellos dio aviso a la policía y tampoco intervino en la agresión, cosa que tampoco es aconsejable porque puede agravarlo, pero sí se debe llamar a la policía. De hecho, fue un taxista quien al pasar por la zona, advirtió lo que estaba ocurriendo y decidió llamar a las fuerzas de seguridad. Además, los agentes trataron de recoger declaraciones de testigos y la mayoría alegó que estaban distraídos y no habían visto nada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.