Una noche que seguramente recordarán de por vida. Un vehículo ocupado por cinco jóvenes, tres de ellos menores, sufrió ayer un aparatoso accidente en la calle Jorge Sanz, detrás del Estadio Balear. El suceso tuvo lugar sobre las cuatro de la mañana del domingo.

[adrotate banner=”125″]

Un conductor novel, que llevaba el coche de su madre, circulaba con algunos amigos, uno de copiloto y tres chicas menores en la parte de atrás; al incorporarse a Jorge Sanz, el joven perdió el control del vehículo, se subió a la acera y acabó empotrándose contra un árbol. Tal fue el impacto, que arrancó la rueda trasera del lateral izquierdo.

Afortunadamente, sólo uno de los cinco jóvenes resulto herido, y en principio, de carácter leve. Varias dotaciones de la Policía Local se desplazaron al lugar para hacerse cargo del accidente y una ambulancia atendió al herido, que fue trasladado a un centro hospitalario. Los padres del conductor se personaron en el lugar y averiguaron parte de lo ocurrido.

Al parecer, las tres chicas menores que se encontraban en el vehículo habían salido de casa sin permiso, ya que “en teoría”, se encontraban en el domicilio de una de ellas. Una de las chicas, menor incluso de 16 años, tuvo que ser acompañada por los agentes a casa de sus padres.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.