Los Bombers de Palma están que arden. Tras varios años reclamando sus derechos sin éxito, han decidido hablar alto y claro. Se han cansado de ser invisibles. Y no es para menos…

Sergi Morcillo del Río, representante de la Agrupación Profesional de Bombers de Palma (APBP) y Delegado Sindical de Comisiones Obreras, denuncia la falta de gestión política para los bomberos de nuestra ciudad.

Sergi nos concede una entrevista telefónica. En su tono de voz se nota el enfado y la impotencia propios de alguien que lleva tiempo luchando en vano por algo que debería ser suyo. No sabe por dónde empezar a contarnos el desastre que están viviendo nuestros bomberos…

[adrotate banner=”125″]

“Estamos trabajando con camiones que tienen más de 35 años, no hay ningún plan de renovación ni de sustitución de vehículos, están obsoletos” cuenta. Sergi no se explica cómo el Gobierno puede hacer oídos sordos al permitir que estén acudiendo a apagar incendios con camiones que ni si quiera cumplen con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que, por no tener, no tienen ni cinturones de seguridad.

“Esperemos que no pase nada y que nunca tengamos un accidente, porque si pasa vamos a denunciarlo por todo lo alto” explica. Sergi nos recuerda que en el año 2003 un camión de bomberos volcó, fue un accidente donde una compañera suya casi perdió un pie, motivo por el cual la bombero ha tenido que abandonar el trabajo. “Tener un accidente con nuestro camión no es algo imposible, puede pasar y vamos sin cinturones de seguridad en cabina” reitera.

“Si algún día pasa algo, nunca podrán decir que no lo sabían”

A esto hay que añadirle que solo disponen de una escalera de rescate cien por cien operativa para los tres Parques de Bomberos de Palma y, para colmo, el otro día se estropeó. “Si algún día pasa algo, nunca podrán decir que no lo sabían” cuenta indignado. Y es que estamos hablando de escaleras con más de 35 años de servicio que actualmente siguen operativas. Ninguna de ellas cumple con los requisitos necesarios para poder llevar a cabo una operación de rescate en buenas condiciones. “Tenemos 8 autoescaleras, de las cuales solo hay una que está cien por cien operativa, y el otro día falló, ni siquiera tenía canasta. Si ese día llegamos a tener que rescatar a alguien de un fuego, ¿Cómo lo hubiéramos hecho?” añade. Le preguntamos por el precio de la escalera que necesitan… “Puede costar, aproximadamente, entre 900.000 euros o 1 millón, depende”. Nos sorprendemos por la cifra… pero antes de que podamos expresar algún tipo de asombro, nos habla del nuevo Parque de Bomberos que acaban de construir en contra de su voluntad: “No era necesario construir un Parque tan grande, nosotros queríamos que reformaran el antiguo Parque de Son Castelló que es más pequeño, pero más eficaz, con eso era suficiente, ¿Y sabes cuánto habrá costado este nuevo Parque cuando lo acaben o de construir? Más de 120 millones de euros… ¡Más de 120 millones de euros!”. Se hace el silencio. “Pero claro, luego resulta que no tienen presupuesto para una escalera de un millón… no lo entiendo” explica. Remarca que no pueden estar trabajando con solo una escalera para tres Parques, y más ahora que vienen el verano y la masificación de gente.

“Con las malas condiciones de nuestras escaleras de rescate, podemos tardar hasta 10 minutos más en intervenir”

Le preguntamos si se ve afectado por todo esto el tiempo que transcurre desde que reciben la llamada de una emergencia hasta que llegan al lugar donde hay que intervenir: “El tiempo de respuesta actualmente es de 7 minutos, que es el tiempo que tardamos en llegar hasta ahí. Pero con las malas condiciones de nuestras escaleras de rescate, podemos tardar hasta 10 minutos más en intervenir. Una escalera moderna, en cambio, te da la facilidad de llegar, apretar un botón y puedes empezar a intervenir en dos o tres minutos desde tu llegada. En este sentido, los ciudadanos también corren peligro”. En este momento no podemos evitar pensar en la gran cantidad de desastres que pueden llegar a ocurrir en diez minutos de incendio…

Justo después, nos acordamos de la trifulca en Twitter que tuvo lugar el día anterior entre el alcalde de Palma, José Hila, y los Bombers de Palma. Le mencionamos el tema y, antes de que nos dé tiempo a preguntarle algo al respecto, explica…  “Ayer nos enteramos vía Twitter de que el alcalde fue el viernes pasado al Parque y solicitó que hiciéramos un pliego para contratar una escalera.  ¡Ni si quisiera nos lo dijo a nosotros directamente, nos enteramos ayer por Twitter!”.   Lo cierto es que comenzaron un intercambio de tweets en el que los bomberos reclamaban que desde hace varios años están pidiendo la dichosa escalera sin éxito, y se acababan de enterar por Twitter de que el alcalde de Palma se la va a conceder si elaboran un pliego. “Hila nos recriminó que por qué no habíamos hecho el pliego antes. Resulta que la persona autorizada y capacitada para hacer un pliego es un técnico que desempeña funciones de ingeniero mecánico y se encarga de los vehículos. Este hombre lleva jubilado cuatro años y nadie lo ha sustituido, pero eso el alcalde no lo sabe. Para hacer un pliego se necesita una titulación de la que nosotros no disponemos” cuenta Sergi.

“No salen plazas de bomberos desde el año 2012”

“La única persona que podría elaborar este pliego actualmente es nuestro suboficial, pero resulta que, en realidad, no es suboficial sino que es un sargento en comisión de servicio porque la plaza de suboficial está libre desde hace cuatro años y tampoco se ha ofertado” explica. Sucede que la persona que está ocupando este puesto actualmente podría hacer el pliego, pero no tiene la titulación ni la formación necesaria para hacerlo. “No salen plazas de bomberos desde el año 2012” relata.

A toda la problemática que nos  ha contado Sergi hasta ahora, se le añade el agravante del déficit de personal… “Para que veas, actualmente somos 185 bomberos operativos, aproximadamente. La jefatura solicita 300 bomberos y las recomendaciones europeas son de 400 bomberos. Desde el 2009 no salen plazas de promoción internas para chóferes y desde el 2011 no salen plazas para Sargento. Está todo parado, no hay ningún tipo de propuesta por parte del Gobierno”. Está claro  que todo lo que está contando el bombero supone un caos a nivel organizativo y de personal. Explica que esta situación supone un gasto desorbitado en horas extra que, al final, repercute en la economía de los ciudadanos.

Pero la situación es más grave de lo que nos parece hasta el momento, que no es poco. Sergi nos habla de la formación de los Bombers de Palma. Resulta que no tienen un plan de formación consensuado, viable y que se cumpla. Algo surrealista. De todas las formaciones para bomberos que se propusieron a principios de año, aún no se ha hecho ninguna. Por todo lo que nos cuenta, parece que el colectivo de bomberos es realmente invisible ante los ojos del Govern: “Estas formaciones sirven para que nosotros podamos reciclarnos y para que podamos prepararnos, por ejemplo, para los diferentes tipos de incendios con los que nos podemos encontrar (forestales, urbanos, con mercancías peligrosas, de accidentes de tráfico, etc.). Para todo eso no tenemos ningún tipo de formación” confiesa.

“El tramo de edad donde hay más bomberos es de 55 años, es una barbaridad”

Además, reclaman la reclasificación profesional para obtener el título C-1. Actualmente ostentan una titulación C-2, que viene a ser la categoría de un auxiliar. “Nosotros no somos auxiliares, desempeñamos labores técnicas, por eso solicitamos esa reclasificación que llevamos pidiendo desde 2005.  Es legal y se puede hacer, pero no se lleva a cabo” explica.

Pero aquí no acaba todo. Por si fuera poco, la media de edad de la plantilla de Bombers de Palma en la actualidad es de 46 años, es decir, por debajo de los mínimos. “El tramo de edad donde hay más bomberos es de 55 años, aproximadamente. Es una barbaridad…” expone. Se encuentran con una plantilla envejecida, cuando lo que debería existir, según Sergi, es una plantilla joven con una larga vida profesional por delante, y con más energía y eficacia.   “Ahora tenemos bomberos de 55 años teniendo que subir a un séptimo piso. Llevamos desde 2012 sin que entre ningún bombero” denuncia. Todo esto tiene lugar en un momento en el que tanto bomberos como policías disponen del cien por cien de reposición. Esto quiere decir que cualquier plaza de bombero que se genera la pueden sacar como oferta de empleo público, “o sea que no lo hacen porque no quieren”. Sergi afirma que han pedido al Govern “por activa y por pasiva” que activen la oferta pública de empleo y las promociones internas pero, según él,  no lo han hecho ni lo quieren hacer.

Se trata de una situación muy grave si tenemos en cuenta que “de aquí a cinco años se van a jubilar más de 50 bomberos”. “No pueden esperar más a ponerle solución a esto…” explica con impotencia.

“Trabajamos obligados 190 horas más, a precios del Convenio del año 1991”

“No se llegan a los mínimos de bomberos por el déficit de personal, y no bastan para las guardias. Tenemos que hacer un mínimo de horas mayor de las horas que tenemos estipuladas por ley. No se está cumpliendo nuestro Convenio Laboral. Hay artículos que para los policías sí se aplican y para los bomberos no se aplican” explica.

El bombero cuenta que existen, por ejemplo, grandes  diferencias en el trato entre policías locales y bomberos en cuanto al convenio establecido. No se encuentran en igualdad de condiciones con lo que respecta a los días festivos y a los fines de semana. “Tenemos un exceso de jornada. Nosotros somos los funcionarios del ayuntamiento que más horas trabajamos. Si un funcionario trabaja 1720 horas, los bomberos trabajamos más de 1900 horas” expone. Sergi opina que, si sacaran y generaran plazas de bombero, esto no sería necesario. Por ley, afirma, no pueden obligarles a trabajar más de 1720 horas, debería ser algo opcional, según él. Concluye el tema diciendo: “Trabajamos obligados 190 horas más, a precios del Convenio del año 1991”.

Añade que todos los esfuerzos de Angélica Pastor se han centrado en gestiones para la policía, pero que no hay ningún tipo de gestión política para los bomberos. “Toda la problemática que veníamos arrastrando desde hace años, se han agravado en los últimos dos años, y donde ya había problemas se han agravado todavía más. Necesitamos a alguien que aporte decisiones y soluciones”, afirma con contundencia.

Los Bombers de Palma solicitan que el Govern se siente para gestionar la generación de plazas. Denuncian que todo lo que han solicitado y han intentado solucionar durante dos años, “se ha quedado en saco roto”.  Por esta razón han empezado a reivindicarse. Quieren que arreglen sus vehículos porque no pueden seguir así. Piden que se arregle el tema del convenio laboral. “No pedimos nada más que cualquier otro funcionario”.

De lo que no cabe duda es de que cuanto menos personal, vehículos y escaleras estén disponibles para los bomberos, el servicio que van a ofrecer a la ciudadanía va a ser peor, por lo tanto, nosotros también estamos en peligro ante esta situación.

“Nosotros vamos a seguir saliendo con nuestros camiones, eso que le quede claro a todo el mundo, porque es nuestra obligación y es lo que hemos hecho siempre, pero nunca nos podrán decir que no nos podemos quejar y, si sucede algo grave,  tampoco podrán decir que no les avisamos” concluye.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.