Foto: Reuters

Al menos 58 personas han muerto, entre ellas 11 niños, en un supuesto ataque químico llevado a cabo este martes por la aviación del régimen de Bashar al Assad o de Rusia en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, según el último balance ofrecido por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

[adrotate banner=”125″]

Según este organismo, con sede en Londres y una amplia red de informantes en Siria, muchas personas se han asfixiado o se han desmayado, algunas con espuma saliendo de sus bocas, a raíz del ataque, de acuerdo con la información de fuentes médicas, que lo consideran un signo de que ha sido un ataque con gas.

El ataque se ha producido en la localidad de Jan Sheijun, en Idlib, provincia controlada por las fuerzas rebeldes, según el Observatorio. La cadena de televisión Orient News, cercana a la oposición, habla ya de 100 muertos y 400 heridos, citando al departamento de Sanidad de Idlib.

Los activistas en el norte de Siria han publicado imágenes en las redes sociales en las que se muestra a una supuesta víctima con espuma alrededor de la boca y a los equipos de rescate rociando con agua a niños prácticamente desnudos que se retuercen en el suelo.

Una fuente militar siria ha negado que las fuerzas gubernamentales hayan usado este tipo de armamento, asegurando que el Ejército “no usa ni ha usado” armas químicas “ni en el pasado ni en el futuro”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.