Un lector se ha puesto en contacto con Crónica Balear para denunciar la situación de los vecinos de la barriada de Es Rafal que fueron afectados por el incendio de dos contenedores el pasado 25 de marzo. El fuego provocó diversos desperfectos en la mampara de la autopista y en la pared de la calle Jacinto Benavente y Mariano Viada. Tras un mes de espera, los vecinos continúan con los estragos de las llamas frente a sus casas.

El fuego dejó calcinados los paneles de plástico que se colocan para reducir el ruido de las vías de gran velocidad; por lo que los vecinos llevan un mes sin la protección sonora tan necesaria para los que viven justo pegados a la autopista. Por ello, han decidido enviarnos una foto-denuncia y así pegar un toque de atención a la Administración pertinente para que se lleve a cabo la reparación pendiente.

El suceso tuvo lugar el mes pasado, cuando las intensas llamaradas atrajeron la atención de la patrulla de agentes de la Policía Local que actuó en el incendio. Los hechos tuvieron lugar sobre las 02:15 horas de la madrugada, en la calle Jacinto Benavente, de la barriada de Es Rafal.

[adrotate banner=”125″]

La unidad policial que descubrió el incendio se dirigía a un aviso cuando al pasar por la Vía de Cintura, en sentido aeropuerto, vislumbraron en la parte contraria el color anaranjado de las llamas; ya que el lugar donde se inició es una pequeña y estrecha calle paralela a la Vía de Cintura. Los agentes no lograron ver el origen exacto del incendio pero al ver la importancia de las llamas dieron aviso inmediato a sus compañeros.

La central envío a varias patrullas de la Policía Local y a los Bomberos de Palma a la zona; ya que no sabían qué podía estarse quemando; en principio pensaron que se trataba de un vehículo. Una vez en el lugar, las fuerzas de seguridad comprobaron que se trataba de dos contenedores, pegados a una pared de hormigón.

La pared también comenzó a arder. La intensidad de las llamas ya había alcanzado los paneles de plástico montados sobre la misma; paneles que se colocan para paliar el ruido de la autopista sobre las viviendas. Además, ardía también la parte de atrás de un vehículo que se encontraba aparcado cerca de los contenedores.

Los contenedores quedaron totalmente calcinados, y una de las grandes placas de plástico, también. Los Bomberos de Palma tuvieron bastantes problemas para acceder al lugar ya que se trata de un calle muy estrecha, en la que sus accesos, también lo son; por lo que no lograban acercarse del todo con el camión. Los bomberos tuvieron que lanzar unos veinte metros de manguera para lograr sofocar las llamas. A día de hoy, los desperfectos continúan visibles en la vía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.