El Foro de la Familia de Baleares (FFB) constata con los datos publicados hoy por el INE (Padrón 217) que por primera vez en las Isla Baleares hay más personas mayores (65 años o más) que niños disminuyendo a su vez la población activa.

Así según la tabla que adjuntan desde FFB con los datos de INE, este año hay un 18,27% de personas mayores y un 15,88% de niños, lo que significa que es la primera vez que se invierte este %, comparando los años anteriores, Baleares entra en el invierno demográfico que tanto perjudicará al estado de bienestar que gozamos si nuestro políticos y administraciones siguen mirando hacia otro lado y no se deciden a realizar una verdadera política con perspectiva de familia.

[adrotate banner=”125″]

FFB considera que las Islas vivirán el “tsunami” de las jubilaciones en 2040, coincidiendo con la retirada de la generación del ‘baby boom’, dado que la disminución de las pensiones junto con el aumento de la esperanza de vida harán que la sociedad balear cuente con un 8 por ciento de jubilados, más del doble que en 1950.

Muchísimos baleares están abocados a un futuro en el que serán ancianos sin hijos ni nietos (incluso sin sobrinos). La inmigración no es solución suficiente para paliar la tasa de fecundidad tan baja que se da en Baleares, ni el problema de las pensiones.

 

                 0-15 a      16-64 a     65 y más
    2017    15,88%     65,85%        18,27%
    2016    16,50%     68,20%       15,30%
    2010    16,08%     69,90%       14,02%
    2005    16,60%     70,20%       13,20%
    2000     16,60%    68,50%       14,90%

No obstante, FFB apunta que el problema no es el aumento del número de ancianos sino el drástico adelgazamiento de la pirámide de población en la base  porque  supone una insuficiente renovación demográfica que va reduciendo el número de activos capaces de sostener y atender a los mayores.

FFB destaca algunas causas de este invierno demográfico. Entre ellas los índices de fecundidad bajos, que ya no se tienen los hijos que se desean por motivos diversos, la protección a la maternidad y a las familias numerosas, el aumento del índice de rupturas familiares, la inestabilidad conyugal, las leyes aisladas y esporádicas que se dictan, las medidas a corto plazo o la no hay ley de familia. Además, destacan que las ayudas tienen techo económico, no son universales y no existe un plan de conciliación familiar y laboral, hecho que, desde FFB consideran fundamental para este fenómeno demográfico. Los incentivos a las empresas, el cambio del uso horario y la equiparación con las medidas de Europa son otras de las causas que destaca la entidad. Recuerdan que el estado debe proteger y dejar que la familia sea lo que quiere ser, no sustituirla  sino estar al lado ayudándola.

Por todo ello desde FFB piden al Govern que se ponga las pilas y empiecen a trabajar para parar este invierno demográfico con medidas para paliarlo que pasan irremediablemente por la protección y ayuda a las familias de Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.