No hubo que lamentar ningún herido grave, aunque decenas de personas resultaron heridas por golpes, arañazos y cortes producidos por una gran pelea multitudinaria que tuvo lugar en el popular local latino del Polígono de Son Castelló, el Edén Boliviano. El incidente tuvo lugar sobre las seis y media de la madrugada del domingo.

[adrotate banner=”125″]

Al parecer, sobre la hora mencionada, la central de la Policía Local comenzó a recibir numerosas llamadas alertando sobre una trifulca en la calle Gremi Selleters i basters, en el café teatro Edén Boliviano, en el que no es la primera vez que se produce un altercado de estas características. Cinco patrullas de la Local se desplazaron rápidamente al lugar, pero al entrar, todos decían que allí “no había pasado nada”.

Los agentes, extrañados por la actitud de los presentes, trataron de indagar sobre lo ocurrido, ya que se habían recibido numerosas llamadas de aviso. Poco después, uno de los presentes se acercó a hablar con la Policía Local y les contó todo lo ocurrido. Acto seguido, todos comenzaron a dar detalles sobre la pelea. Al parecer, no querían quedarse sin dar su versión, ahora que ya se había abierto la veda.

La mayoría de los afectados por la pelea se encontraban bajo los efectos del alcohol, algunos tan ebrios que incluso les costaba mantenerse en pie. Arañazos, contusiones y manchas de sangre, aunque ninguno quería ser trasladado al hospital ni recibir asistencia médica. Según el grupo, el que había salido peor parado había salido corriendo con un importante corte en la cara, por lo que ya no se encontraba en el local.

La Policía Local ha identificado a todos los presentes y la mayoría ha asegurado que presentarán la denuncia pertinente, aunque no es la primera vez que ocurre algo así en dicho local y pocas veces se ha presentado denuncia. También se realizará un informe por el horario de apertura, ya que el local tiene permiso hasta las cinco y media y la pelea se produjo una hora más tarde y con el local lleno.

Los agentes están investigando las causas de la trifulca. Según contaban algunos, un grupo tenía un cubo de botellas con hielo y alguien se ha acercado a coger una, por lo que han comenzado a pelear. Otra mujer, con un ojo hinchado, contaba que al salir del baño había visto a alguien pegarle a su hermana y se había metido en su defensa. Todos tenían su motivo para haberse incorporado a la pelea aunque, al final, nadie sabía exactamente por qué se había iniciado.

No fue la única pelea multitudinaria de la noche, los agentes de la Local también intervinieron en otra trifulca entre ciudadanos de nacionalidad colombiana y ecuatoriana. Cuando llegaron los agentes, los agresores ya habían escapado y sólo quedaban algunos heridos en el lugar.