Foto: Policía Local de Manacor

La Policía Local de Manacor detuvo, la pasada madrugada del sábado, a tres conductores implicados en otros tantos accidentes de circulación y que dieron positivo en las pruebas de alcoholemia a las que fueron sometidos.

[adrotate banner=”125″]

El primer accidente se produjo en la avenida Es Tren cuando el conductor de un turismo no respetó una señal de tráfico y acabó empotrándose a gran velocidad contra un semáforo que derribó. A raíz de ello, todas las fases de los otros semáforos instalados en una de las intersecciones más concurridas de la localidad quedaron completamente inutilizadas y fuera de servicio.

El responsable del accidente huyó del lugar aunque la Policía Local reaccionó con rapidez  y, tras dar varias batidas por los alrededores, pudieron localizarle cuando acababa de acceder al interior de una vivienda por lo que fue interceptado y sometido a las pruebas de alcoholemia pertinentes y en las que dio positivo, por lo que fue detenido y puesto a disposición judicial.

El segundo de los accidentes ocurrió en una rotonda cuando un conductor, en estado ebrio, no calculó correctamente la distancia de seguridad respecto a otro vehículo y se empotró contra la parte trasera del mismo.

Los agentes que se personaron en el lugar procedieron a la detención del infractor.

Por último, el tercer accidente se registró también en la misma avenida Es Tren aunque, en este caso, el conductor colisionó contra tres vehículos estacionados en la vía pública.

También en esta ocasión el responsable intentó esquivar sus responsabilidades dándose a la fuga pero fue visto por  varios jóvenes que facilitaron después su descripción a la Policía Local.

Minutos después, el fugitivo fue interceptado y, tras dar positivo en las pruebas de alcoholemia, quedó detenido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.