La Guardia Civil interviene a un pescador recreativo 51 kilos de pescado cuando el máximo son cinco más una pieza

La Patrulla Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil de Pollença ha intervenido en el interior del Club Náutico de Marina de Bonaire de Alcudia un total de 51 kilogramos de pescado a un pescador recreativo, cuando la normativa autonómica establece en estos casos un cupo de cinco kilos de pescado más una pieza.

[adrotate banner=”125″]

Concretamente, el hombre había capturado nueve piezas de pescado, ocho dentols y un pargo, que se encontraban en el interior de una furgoneta en el momento de la intervención, según ha informado el Instituto Armado en una nota informativa.

Dichas piezas de pescado no habían sido marcadas mediante el corte de la cola, para ser distinguida de la procedente de la pesca profesional, como especifica la normativa de pesca, para evitar su posterior venta a restaurantes o establecimientos turísticos.

Por todo ello los agentes levantaron acta por infracción administrativa que será remitida a la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Govern. Además, la totalidad del pescado fue entregado a una residencia de ancianos de Pollença.

Hay omentarios Únete a la conversación

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.