El piloto español de Moto3 Joan Mir (Honda) no se baja de lo alto del podio esta temporada tras repetir victoria en el Gran Premio de Argentina, segunda cita del Mundial en la cual se repitió el cajón de Catar, con el británico John McPhee (Honda), segundo, y el también español Jorge Martín (Honda), tercero.

[adrotate banner=”125″]

Mir protagonizó una espectacular remontada partiendo desde la decimosexta posición de la parrilla para alcanzar la cabeza tras seis vueltas. El balear tomó la delantera en una pelea con McPhee, Martín, el italiano Andrea Migno (KTM) y el alemán Philipp Oettl (KTM). El español Arón Canet (Estrella Galicia 0,0) no pudo seguir el ritmo lastrado por la degradación del neumático.

La carrera, como se preveía en seco, transcurrió bien agrupada hasta que los cinco favoritos se escaparon mediado el Gran Premio. El intercambio de posiciones auguró un final de infarto pero Mir supo leer a la perfección la última vuelta. El líder del Mundial tomó la delantera y cerró todas las puertas para evitar ser sobrepasado.

Mir aseguró así un triunfo, el tercero en Moto3 siendo el primer español que gana en Termas de Río Hondo en la categoría pequeña, que le afianza en lo alto de la general provisional con 50 puntos, mientras que a dos y tres décimas entraron McPhee, quien más acechó al español en la última vuelta, y Martín. Oettl y Migno entraron cuarto y quinto.

Mir: “Ha sido muy complicado, tengo que felicitar al equipo”

Joan Mir  felicitó a su equipo por proveerle de una moto en perfecta puesta a punto para permitirle volver a ganar esta temporada, dos de dos, en el Gran Premio de Argentina celebrado este domingo, donde reconoció su felicidad por la espectacular remontada que le llevó a la victoria.

“Tengo que felicitar al equipo porque la moto corría bastante y me ha facilitado bastante llegar al grupo”, indicó el líder del Mundial, con 50 puntos tras su victoria hace dos semanas en Catar, en declaraciones a Movistar Plus.

Mir salió desde la decimosexta posición pero pronto cogió la delantera. “Ha sido una carrera muy buena. Sólo he tenido que sacar el ritmo de los libres. Las primeras vueltas son siempre complicadas. Una vez he adelantado e iba en el grupo de delante intento ponerme primero lo más rápido posible, mantener la calma y sacar mi ritmo”, indicó.

“Ha sido muy, muy complicado. Salir tan atrás en una categoría como esta, con todos los pilotos con muchas ganas, e ir adelantando, pero con calma para no tener un toque. Es para estar contento. Quiero dedicarle la victoria a mi padre, que nunca lo hago, y que sin él no sería posible”, finalizó.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.