El portal Airbnb comercializa 4.716 alojamientos en las Pitiusas con un total de 26.915 plazas y una facturación mínima de 92,4 millones de euros, según han asegurado Terraferida y GEN-Gob, que han presentado diversos datos relativos a Airbnb en Baleares.

Desde estos colectivos han explicado que los archivos han sido objeto de análisis y se han extraído datos que “consideramos relevantes” sobre el volumen o la tipología de alojamientos. Asimismo, han creado un mapa interactivo con la oferta disponible.

[adrotate banner=”125″]

En concreto, en la isla de Ibiza Airbnb ofrece 4.351 alojamientos y 25.178 plazas, mientras que en Formentera ofrece 378 alojamientos que suman un total de 1.713 plazas. “El negocio de la multinacional en las Pitiusas es enorme”, han afirmado.

Además, han resaltado que en Ibiza la empresa habría facturado un mínimo de 87 millones en el último años gracias a las 248.529 pernoctaciones registradas. En Formentera, la multinacional habría facturado 5,3 millones gracias a
23.338 pernoctaciones.

Muchos de los alojamientos no declaran ningún ingreso, han afirmado desde Terraferida, por lo que las cantidades podrían ser mayores. Asimismo, entre otros datos, han resaltado que el 39 % de comercializadores alquilan 1 alojamiento y logran el 34 por ciento de los ingresos; el 28 % alquila entre 2 y 4 alojamientos, con un 24 % de ingresos. El 14 %, entre 5 y 10, con un 17 % de ingresos.

Así, los pequeños comercializadores son una cifra minoritaria frente al multicomercializador, que llega al 61 %.

También han destacado que los precios en Ibiza y Formentera son exorbitantes comparados con los de las otras islas. Además, los precios medios suben en manos de los grandes comercializadores, posiblemente por la oferta de lujo.

Los colectivos también han explicado que los datos logrados dan una idea del fenómeno del alquiler turístico en las islas, con consecuencias sociales y ambientales enormes. Por ellos, han pedido al Govern que decrete una moratoria y pare la concesión de nuevas licencias y revise las otorgadas a viviendas con infracciones turísticas. También han exigido, entre otras cosas, que establezca un techo global de plazas turísticas y que renuncie a legalizar el alquiler turístico en plurifamiliares.

AIRBNB, EN DESACUERDO CON LOS DATOS

Airbnb ha asegurado estar en desacuerdo con los datos y el análisis presentado y ha reiterado que las conclusiones son engañosas y no reflejan la realidad de la comunidad de anfitriones en la isla.

Además, han afirmado que representa sólo el 5 % del turismo total de Ibiza y las casas que se anuncian en Airbnb y que ingresan más dinero que una propiedad que se alquila a largo plazo suponen solo el 1 % del stock total de vivienda en la isla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.