A partir de este lunes, el gallo de San Pedro, el cabracho, el dentón y la langosta de calidad en Mallorca dispondrán de un etiquetado propio para que los consumidores los diferencien.

Se trata de una iniciativa que la Organización de Productores de Pescado de Mallorca (Opmallorcamar) ha presentado este sábado en la Lonja de Palma, con el director general de Pesca y Medio Marino, Joan Mercant; el presidente de Opmallorcamar, Miquel Socies y el presidente de la Federación Balear de Cofradías de Pescadores, Joan Cànaves, ha informado el Govern en una nota.

[adrotate banner=”125″]

Estos ejemplares llevarán, aparte del etiquetado obligatorio en las cajas de transporte -que recoge si se trata de un producto fresco o congelado y la fecha y el sistema de captura, entre otros aspectos-, una etiqueta que señalará los pescados de más valor comercial y calidad.

Estos estarán marcados de forma individual y específica. Para garantizar que el consumidor puede confiar en esta etiqueta, Opmallorcamar sancionará a quien etiquete ejemplares que no sean de máxima calidad y quien no ponga etiqueta en el producto.

Mercant ha explicado que este sistema es una apuesta que pone el producto local en valor y ha apuntado que esta experiencia la comenzaron las cofradías de Ibiza con las langostas hace dos años.

Mercant ha añadido que esta iniciativa hará que el mundo de la restauración pueda ofrecer “un producto distinguido e inequívoco de su procedencia y calidad”.

El distintivo garantiza que los peces marcados respetan el peso mínimo establecido para cada especie, que es de 700 gramos para el gallo de San Pedro, 600 gramos para el cabracho y 800 gramos para el dentón, y que las langostas tengan el tamaño mínimo reglamentario.

El año pasado se comercializaron 18 toneladas de cabracho, 15 de dentón, 17 de gallo de San Pedro y más de 17 de langosta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.