El Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional procedió en la mañana del martes a la detención de un familiar del empresario Bartolomé Cursach, su sobrino; acusado de amenazar a un testigo protegido de la trama. De hecho, las amenazas habrían sido grabadas y presentadas ante el juez.

[adrotate banner=”125″]

El testigo amenazado habría grabado la conversación con el sobrino del empresario y logrado así una prueba de las amenazas; por lo que las ha presentado ante el juez Penalva, instructor del caso. Una vez que el juez ha escuchado la grabación, ha ordenado su detención. El Grupo de Delincuencia Económica se hizo cargo de localizarle y detenerle ayer por la mañana. El detenido ha pasado a disposición judicial y el juez ha decretado prisión.

Es el cuarto detenido por amenazar a testigos dentro de la investigación de este caso. Desde el pasado 3 de marzo, el Ministerio Fiscal solicitó prisión provisional sin fianza para Bartolomé Cursach y su directivo, a quienes se les imputan al menos 16 delitos, entre ellos narcotráfico y corrupción de menores. Cursach fue investigado dentro de las pesquisas contra las tramas de corrupción de la Policía Local de Palma.

El empresario balear ha renunciado como administrador de todas las sociedades del Grupo Cursach, por lo que el Consejo de Administración ha nombrado al abogado mallorquín Miguel Pérez-Marsá como nuevo director general de la compañía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.