El Govern balear ha reanudado en Ibiza la campaña de control de ofidios que la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca inició en 2016 para frenar un problema que se presenta “con especial virulencia” en la Isla y se han instalado 93 jaulas en Formentera que han capturado 84 serpientes, mientras que en Ibiza se han colocado 167 trampas, que han derivado en 60 capturas.

En 2017 la campaña se inicia antes, ya que en 2016 empezó en mayo en Formentera y en junio en Ibiza, con la instalación de más de 300 jaulas, de las cuales 130 se colocarán en Formentera y 200 en Ibiza, aparte de las que puedan instalar los Consells y las que se puedan repartir entre los particulares interesados, cuya tarea reconoció el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Miquel Mir, quien les remitió una carta de agradecimiento por su implicación.

[adrotate banner=”125″]

Según el Govern, en 2016 se capturaron 478 serpientes en Ibiza en 245 jaulas y 312 en Formentera, con 68 trampas diseñadas por la Escuela de Artes y Oficios que han ido evolucionando para mejorar su efectividad.

El trabajo conjunto con los Consells y los ayuntamientos afectados, la implicación de particulares, de los agentes de Medio Ambiente y la colaboración científica con la Universitat de les Illes Balears (UIB) y el Centro Superior de Investigaciones Científicas han hecho que este año la Conselleria haya reforzado la campaña.

Así, a las dos personas del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Illes Balears (Cofib) que el año pasado se dedicaban en exclusiva a esta tarea, se le suma una tercera y se mantiene el vehículo adquirido para llevar a cabo la campaña. Además, se obtendrán datos sobre la biología y ecología de las especies, incluyendo las presas, y se llevará a cabo una evaluación de densidad de la población de la lagartija pitiusa (Podarcis pityusensis) en relación a la presencia de serpientes.

En otro frente, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ya ha recibido el documento que han elaborado Baleares y Canarias para la redacción de la estrategia nacional de control de ofidios invasores a las Islas y del cual se está a la espera de una respuesta.

De hecho, el Ministerio ha acabado implicándose en la campaña de control de ofidios en las Pitiusas y entre los meses de agosto y septiembre del año pasado aportó dos personas que hicieron trabajo de campo. Según el Govern, los datos demuestran que se está haciendo una labor eficaz, especialmente si se compara el número de capturas con proyectos similares de años anteriores impulsados por el Consell de Ibiza, ya que en Formentera no se había intervenido nunca. Así, en el 2014 se capturaron ocho serpientes y en el 2015, 121, lejos de las 478 presas del año pasado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.