La Fundación Amancio Ortega donará 14.700.000 euros con los que Osakidetza va a adquirir cinco nuevos aceleradores lineales para radioterapia que se instalarán en los Hospitales Universitarios de Cruces, Basurto, Txagorritxu y Donostia, y un mamógrafo para el programa de screening de cáncer de mama, equipos con los que se espera mejorar los resultados en salud y la calidad de vida de los pacientes con cáncer en Euskadi.

[adrotate banner=”125″]

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, han firmado este lunes en la sede de Lehendakaritza, en Vitoria, este acuerdo de colaboración que permitirá al Servicio Vasco de Salud la adquisición de nuevos equipos de última generación para el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades oncológicas.

En el acto, Urkullu ha destacado que gracias a esta aportación de la Fundación Amancio Ortega, Euskadi podrá renovar la mitad de los equipos con los que cuenta en la actualidad para la atención oncológica.

Según ha explicado, el sistema sanitario público vasco cuenta con 10 aceleradores lineales y un equipo de braquiterapia “con necesidades de renovación de algunos de ellos”.

“El esfuerzo desde la Administración vasca para renovar y reponer la instrumentología es muy importante pero no podría acometerlo en el periodo corto de tiempo que nos permite este acuerdo de colaboración. Nosotros solo podríamos alcanzar la adquisición de un acelerador por año y gracias al acuerdo ahora podemos adquirir cinco más un mamógrafo”, ha señalado.

Osakidetza ha informado de que se van a iniciar los procesos de adquisición de los nuevos aceleradores de última generación de manera inmediata.

El Ejecutivo vasco ha recordado que el cáncer es la primera causa de muerte en Euskadi –el 30,8% de las muertes anuales se deben al cáncer– aunque en las últimas décadas, la implantación de programas de cribado así como el desarrollo de nuevas técnicas diagnósticas y de tratamiento han aumentado notablemente las tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas con procesos oncológicos.

“Tanto por su elevada prevalencia como por el aumento en la complejidad de su diagnóstico y terapia, el cáncer constituye una prioridad indiscutible para el Departamento de Salud y Osakidetza y de ahí la importancia de este acuerdo de colaboración con la Fundación Amancio Ortega que va a permitir mejorar notablemente en Euskadi los recursos diagnósticos y terapéuticos destinados a todas las personas con cáncer”, han subrayado desde el Departamento vasco de Salud.

En el acto de la firma han estado presentes el consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón; el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Amancio Ortega (FAO), José Arnau; el director general de la Fundación, Óscar Ortega; el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo; la viceconsejera de Administración y Finanzas Sanitarias, Fatima Ansotegi; la directora General de Osakidetza, Maria Jesús Múguica y el director de Comunicación de la FAO, Raúl Estradera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.