Los agentes de medio ambiente de Balears (AMA), junto con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y la Unidad Cinológica de la Guardia Civil, especializada en la investigación de veneno y animales muertos en el medio natural, han llevado a cabo una inspección intensiva en distintos cotos de caza de Menorca, sin encontrar animales muertos por veneno.

[adrotate banner=”125″]

La operación ha tenido lugar a raíz de la confirmación de la muerte de un milano por envenenamiento, por lo cual se ha activado el protocolo de veneno, ha informado el Govern.

Los perros de la Unidad Cinológica de la Guardia Civil no han detectado ni veneno ni animales muertos en esta operación, que ha tenido lugar en los cotos próximos a la zona donde se ha encontrado el milano muerto.

Los AMA han recordado que la utilización de productos fitosanitarios o sustancias tóxicas para eliminar fauna está tipificada como delito en el código penal y puede comportar penas de prisión.

Además, la Ley balear de caza prevé la responsabilidad de los titulares de los cotos en caso de uso de veneno, si no se identifica el autor, y anula los derechos de aprovechamiento cinegético en estos casos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.