Foto: Reuters

Un refugiado de nacionalidad siria se ha quemado a lo bonzo este jueves en el campamento de la isla griega de Quíos en protesta por los retrasos en el procesamiento de su solicitud de asilo, según ha informado la agencia griega de noticias ANA-MPA.

[adrotate banner=”125″]

El refugiado, que ha sufrido quemaduras graves, ha decidido inmolarse como protesta por el extenso período de tiempo que lleva en el centro de recepción e identificación de Quíos y por los continuos retrasos en el procesamiento de su demanda de asilo.

Según fuentes hospitalarias, será trasladado a Atenas para recibir tratamiento para sus quemaduras, que alcanzan casi el 90 por ciento de su cuerpo.

Un agente de Policía que intentó ayudarlo ha sido también trasladado a un hospital con quemaduras en el rostro y en las manos.

Esta misma semana, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha asegurado que los esfuerzos conjuntos y la cooperación reforzada son cruciales para mejorar la situación de los solicitantes de asilo y refugiados en Grecia.

ACNUR ha advertido que la prioridad es mejorar las condiciones de recepción, algo que requeriría, como se ha acordado con el Gobierno griego, proporcionar más oportunidades de alojamiento en zonas urbanas y asegurarse de que los lugares inadecuados se cierren.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.