Foto: REUTERS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha solicitado al Congreso que investigue si su predecesor, Barack Obama, “abusó de sus poderes ejecutivos” en 2016 en el marco de las pesquisas sobre las conexiones entre el círculo interno del magnate y oficiales rusos.

[adrotate banner=”125″]

Trump escribió ayer en su cuenta de Twitter que Obama, había ordenado que pincharan su teléfono en la Trump Tower de Nueva York un mes antes de su victoria electoral el pasado noviembre. El presidente estadounidense parecía estar citando una información aparecida en el medio ultraconservador Breitbart.

“Los informes que apuntan a una serie de investigaciones llevadas potencialmente a cabo por motivos políticos nos resultan muy preoupantes”, ha hecho saber el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en un comunicado.

Por ello, “el presidente Trump solicita al Congreso, como parte de su investigación sobre la actividad de Rusia” en las pasadas elecciones, donde supuestamente atacó los ordenadores del Partido Demócrata, “que haga uso de su capacidad de supervisión para determinar si el poder ejecutivo [la Administración Obama] abusó de sus competencias para investigar la situación”, según la nota.

Spicer concluye con el anuncio de que la Casa Blanca no hará más declaraciones hasta que terminen estas pesquisas.

Un portavoz de Obama ha desmentido que el por entonces todavía presidente ordenase pinchar las comunicaciones de Donald Trump. “Ni el presidente Obama ni ningún cargo de la Casa Blanca ordenó jamás vigilar a ningún ciudadano estadounidense. Cualquier sugerencia en otro sentido es sencillamente falsa”, apuntó el portavoz de Obama, Kevin Lewis, a través de un comunicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.