Un hombre, de 54 años de edad y nacionalidad ecuatoriana, fue localizado ayer por la Policía Local de Palma tras sufrir un accidente en la Plaza Francesc Garcia Orell y tratar de darse a la fuga; eso sí, a pie, empujando el vehículo de empresa para evitar ser interceptado por los agentes, ya que superaba la tasa permitida de alcoholemia.

[adrotate banner=”125″]

El suceso tuvo lugar sobre las cinco y media de la madrugada cuando la Policía Local recibió un aviso sobre un accidente en la conocida Plaza de las Columnas. Un vehículo se había empotrado contra uno de los bolardos macizos que rodean la acera de la plaza. Una vez en el lugar, la unidad de atestados comprobó que en el lugar del accidente ya no se encontraba ningún vehículo; pero eso sí, en el suelo se podía ver una gran mancha de aceite.

Los agentes comenzaron a seguir el reguero que había dejado el accidente y dos manzanas más adelante, en la calle Jeroni Rosselló; vieron a cuatro personas empujando manualmente una furgoneta. Al parecer, habían reventado la dirección del vehículo con el golpe y no podían conducirlo. La furgoneta, clásico vehículo de empresa, sólo tiene plaza para dos ocupantes aunque se desconoce si circulaban las cuatro personas en el interior.

A la pregunta de los agentes sobre el conductor del vehículo; uno de ellos, uniformado aún de trabajo, indicó que era la mujer quien conducía. La Policía Local no dio crédito a esa versión y tras preguntar varias veces más, el hombre admitió que conducía él. Se le practicó la prueba de alcoholemia y el resultado triplicó la tasa permitida. La mayor preocupación del conductor fugado, era perder su trabajo tras lo acontecido.

Una grúa intervino para retirar la furgoneta accidentada y una brigada de Emaya se encargó de lanzar tierra sobre las manchas de aceite por la plaza y el camino que habían realizado a pie.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.