Bartolomé Cursach

El empresario Bartolomé Cursach ha pasado esta mañana a disposicón juicial para prestar declaración ante el juez Manuel Penalva. También lo han hecho Bartomeu Sbert y Antoni Bergas, dos de sus lugartenientes en Mallorca.

[adrotate banner=”125″]

Tolo Cursach fue detenido el martes en relación a la trama corrupta de la Policía Local en Palma y Calvià. Se le imputan quince delitos, entre los que destacan el de corrupción de menores y tráfico de drogas. El magnate de la noche, dueño de la discoteca BCM, ha pasado 72 horas en dependencias policiales, el tiempo máximo permitido antes de pasar a disposición judicial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.