Los taxistas de Palma han desconvocado la huelga tras haber llegado a un acuerdo con la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad, por el cual se elimina la lanzadera de iba a conectar el aeropuerto con la Estación Intermodal, además de reducir el número de líneas y frecuencias de los autobuses que irán al aeropuerto.

[adrotate banner=”125″]

Así lo ha explicado el presidente de la Agrupación Empresarial de Autotaxis de Baleares, Toni Bauzá, en declaraciones a Europa Press.

Así pues, el acuerdo permitirá mantener cuatro de las cinco líneas que la Conselleria había previsto para unir Son Sant Joan con zonas turísticas de Mallorca: la de Cala d’Or -que tendrá un precio de unos nueve euros-, la de Cala Millor -el billete rondará los 10-12 euros-, la de Alcúdia -con un precio de unos diez euros- y la que irá hasta Calvià, que en su momento se planteó como dos líneas diferentes y que, finalmente, se ha unificado en una sola -costará unos siete euros-.

También se ha abierto la posibilidad de implantar un nuevo trayecto que vaya hasta Cala Ratjada de cara a 2018.

Además, se ha reducido la frecuencia de paso de estos autobuses y se ha acordado que estén en funcionamiento los 365 días del año -aunque en temporada baja disminuya la frecuencia- una reivindicación de los taxistas, puesto que este servicio no debería ser solo para turistas, sino también para residentes, ha señalado Bauzá.

Por otra parte, se han acordado también medidas compensatorias, como la creación de un plan de ayuda para aquellos taxistas que quieran renovar sus coches, o cambiarlos por otros de bajas emisiones o híbridos, quienes recibirán ayudas de unos 3.000 euros por coche hasta alcanzar un presupuesto anual de 300.000 euros.

En este sentido, Bauzá ha recordado que estas nuevas medidas supondrán un perjuicio para el sector del taxi de entre 14 y 17 millones de euros según sus estimaciones.

Otra de las medidas será la disposición de cursos de formación en inglés y otras materias que pueden ser útiles para los taxistas, así como que sean ellos quienes cubran las líneas deficitarias existentes.

De este modo, determinados trayectos poco demandados serían realizados por taxistas de la zona en lugar de por autobuses. Según Bauzá, esta es una medida positiva, pues aún pagando el trayecto completo, “sale más barato a la Administración”, mientras que el ciudadano continuaría pagando lo mismo.

Además, se plantea que la línea regular desde el hospital de Son Espases hacia el aeropuerto sea cubierta también por taxistas. Según Bauzá, este trayecto se pensó para sensibilizarse con pacientes que se trasladan desde el resto de las islas de Baleares para recibir tratamiento, por lo que sería una “forma de favorecer al ciudadano” sin habilitar un autobús que sería deficitario.

Otras de las medidas que tomará el Govern será la creación de una app gratuita para taxistas, la habilitación de diferentes puntos de información en el aeropuerto sobre el servicio, o la publicitación a través de su web.

No obstante, Bauzá ha señalado que los acuerdos no son los que a su asociación le hubiera gustado alcanzar, pero por solidaridad con el resto de agrupaciones que convocaban la huelga, los han aceptado, si bien los procedimientos jurídicos continúan en marcha.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.