Un hombre, de unos 50 años de edad y nacionalidad marroquí, ha sido imputado por una delito contra la seguridad vial tras ser localizado por la Policía Local bajo los efectos del alcohol, empotrado contra un poste de madera en la Carretera de Manacor.

[adrotate banner=”125″]

Los hechos tuvieron lugar pasadas las dos de la madrugada, a la altura de Son Ferriol; junto al camino que se desvía hacia la zona de Son Banya. El hombre, que al parecer se disponía a hacer el giro en esa dirección, se ha subido en la isleta, ha arrancado varias señales de tráfico y se ha empotrado contra un poste.

Los vecinos, asustados por el ruido del impacto, dieron aviso inmediato a la Policía Local y una unidad de atestados se dirigió rápidamente al lugar. El conductor habló con los agentes para jurarles que iba sólo en el vehículo; pero varios vecinos, testigos de lo ocurrido, decían haber visto al copiloto salir corriendo tras el accidente.

“Es la primera vez que bebo alcohol en mi vida y Alá me va a perdonar”

El hombre ha sido sometido a la prueba de alcoholemia y ha arrojado un resultado positivo que triplicaba la tasa permitida. El conductor, al ser musulmán y tener prohibida la ingesta de alcohol, repetía a los agentes que era la primera vez que lo probaba y que “Alá me va a perdonar”; visiblemente afectado por el consumo de alcohol.

La Policía Local se encargará del accidente y de las diligencias pertinentes. Una grúa municipal ha procedido a la retirada del vehículo. Se le imputa un delito contra la seguridad vial y ha quedado en libertad con cargos a la espera de la citación judicial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.