Los coportavoces de MÉS per Mallorca, Isabel Busquets y David Abril, han mostrado este viernes su “estupor” por la “proliferación” de contratos a su jefe de campaña, Jaume Garau, y han anunciado que han abierto un proceso para formalizar su expulsión “con todas las garantías” y que se llevarán a cabo dimisiones “de cargos públicos”, aunque no han querido avanzar nombres.

[adrotate banner=”125″]

En una rueda de prensa convocada este mismo viernes han pedido “disculpas” por la realización de distintos contratos menores con la empresa de Garau y han señalado que su compañía era la única que “tenía la foto general”. Así, han aseverado que el partido “tiene las manos limpias”. “Los primeros sorprendidos por estas informaciones somos nosotros”, ha asegurado Abril.

Abril ha explicado que para esta tarde han convocado una asamblea del partido y ha reiterado que el partido “era el primero que desconocía esta situación”. “No hemos sido lo suficientemente espabilados para ver esta situación”, ha reconocido.

Por su lado, Busquets ha manifestado que el partido sigue con su “lucha firme contra la corrupción” y ha dicho que “escarbarán hasta el final para aclarar los hechos”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.