Prueba de ellos es esta imagen, hecha hace unos meses (no especifican la fecha) por unos vecinos. En ella se ve al dueño del local, situado en la calle Fe del barrio palmesano de la Soledad, salir del after con un bate en una mano y un cuchillo en la otra. El dueño del local se identifica con una camiseta blanca de tirantes. Sale del establecimiemto después de que un chico aporrease la barrera metálica que estaba bajando desde dentro.

[adrotate banner=”125″]

Los vecinos aseguran que están hartos de los problemas de ruidos y peleas que se generan a las puertas del establecimiento cada fin de semana. De hecho el próximo 26 de abril se celebrará un juicio después de una denuncia conjunta de los vecinos contra el mismo  local.

Este sábado a primera hora de la mañana se produjo una pelea multitudinaria en la que intervino la Policía Local de Palma. Un hombre resultó herido y declaró ser víctima de la paliza de nueve personas. Los supuestos agresores negaron los hechos.

 

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.