La Agencia Tributaria de Baleares (ATIB) abrió 7.485 expedientes de liquidación de tributos autonómicos con los que recaudó un total de 41.353.937 millones de euros durante el 2016 a través del Plan de prevención y de lucha contra el fraude fiscal 2016-2019.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha explicado este jueves que la inspección supone “un elemento importante para combatir el fraude y un elemento de justicia para que todo el mundo pague lo que tenga que pagar”.

[adrotate banner=”125″]

Del total, 554 corresponden a expedientes sancionadores de tributos autonómicos por un importe de 6,5 millones de euros; 4.304 a expedientes de Transmisiones Patrimoniales que ascienden a 24,3 millones; 2.494 de Sucesiones y Donaciones por 8,5 millones; y 52 de Patrimonio por 1,4 millones de euros.

Además, en lo que se refiere a impuestos locales se han abierto 69 expedientes del Canon de saneamientos por 515.118 euros y 12 de juegos por un importe de 57.882 euros.

La consellera ha explicado que otra de las competencias que tiene la ATIB la cesión de la recaudación de los impuestos de los ayuntamientos a través de los que se han liquidado 13.240 liquidaciones de Plusvalías por 12,5 millones de euros y 21.487 liquidaciones de Tasas por 3,6 millones.

Por su parte, la directora de la Agencia, Maria Antònia Truyols ha indicado que Baleares fue en 2015 la sexta comunidad más eficiente con 2,5 millones aflorados por inspector, subiendo dos puestos con respecto al año 2014.

Respecto al año 2015, Truyols ha informado que se detectaron 43 millones de euros. No obstante, la directora ha sostenido que en 2016 una sentencia paralizó las operaciones de comprobación por la compra-venta de oro, cuyo fraude descubierto el año anterior ascendió a 5,5 millones.

“Si no se tienen en cuenta estos millones se observa una mayor presión y recaudación por parte de los inspectores en 2016”, ha defendido.

MAYOR AUTONOMÍA

Por otro lado, Cladera ha reivindicado que una mayor autonomía fiscal en Baleares permitiría tener mayores competencias a la hora de gestionar, recaudar e inspeccionar los tributos.

“Nos gustaría avanzar hacia una ATIB más federal y tener más capacidad de gestión sobre los impuestos como con el IRPF de este modo podríamos trabajar más cerca de lo que está pasando en el territorio”, ha manifestado.

Los consellera ha explicado que el principal objetivo del Plan es corregir las desviaciones y las conductas fraudulentas y equilibrar los ingresos tributarios con las realidad de la economía de Baleares.

En este sentido, Truyols ha detallado que la ATIB cuenta con el control del cumplimiento tributario, la asistencia a los ciudadanos, las relaciones colaboradoras, los servicios de apoyo a los locales y la organización y dotación de recursos como estrategias de actuación.

Dentro de las medidas de control de recaudación, la directora ha detallado que se han ejecutado 32 avales por 1,2 millones de euros, se han enviado 311 mandamientos de embargo a los Registros de Propiedad, se han realizado 984 procedimientos de derivación de responsabilidad en vía ejecutiva y otros 524 de responsabilidad en insolvencias.

Como medidas asociadas a la política de comunicación, Truyols ha explicado que se ha llevado a cabo una campaña de sensibilización social contra el fraude fiscal y se han tramitado 39 denuncias en el buzón de la web.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.