Foto: REUTERS

Una asistente de dirección de la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en París ha resultado herida por la explosión registrada este jueves por la mañana cuando ha abierto un paquete   bomba en la sede parisina del organismo, según ha informado la cadena de televisión gala BFM.

[adrotate banner=”125″]

La mujer tiene heridas en la cara y en las manos como consecuencia de la deflagración y no se teme por su vida. Tras la explosión, se ha desalojado a las 150 personas que se encontraban en el edificio, situado en el número 66 de la avenida Iéna de París, donde también se encuentra la sede parisina del Banco Mundial. La estructura del edificio no se ha visto afectada, según las primeras estimaciones.

Hasta el lugar de la deflagración se han desplazado agentes de la Policía científica para investigar lo sucedido. La víctima de la explosión es una asistente de la dirección del FMI en París. Fuentes policiales han indicado que el artefacto que ha estallado es un “cilindro grueso negro de unos 30 centímetros” y que la onda expansiva ha alcanzado el techo de la oficina donde estaba el asesor.

La asistente que ha resultado alcanzada por la explosión no está herida grave aunque no se ha informado sobre su pronóstico médico. En un acto celebrado este jueves, el presidente de Francia, François Hollande, ha dejado claro que la explosión del sobre ha sido un “atentado”. “Es un atentado, no hay otra definición”, ha dicho.

Por su parte, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha dicho desde Frankfurt (Alemania) que ha estado en contacto con el personal de París y ha condenado el ataque. “Condeno este cobarte acto de violencia y reafirmo la resolución del FMI para continuar nuestro trabajo en línea con nuestro mandato”, ha señalado, en un comunicado. “Estamos trabajando en estrecha cooperación con las autoridades francesas para investigar este incidente y garantizar la seguridad de nuestro personal”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.