FACUA-Consumidores en Acción considera que es “insuficiente” el acuerdo alcanzado por el Partido Popular y Ciudadanos para el rebajar el IVA de los espectáculos en directo al 10%, por lo que pide al Gobierno que aplique el mismo criterio en el cine, que seguirá gravado con el 21%.

[adrotate banner=”125″]

De este modo, el acuerdo para la rebaja del IVA se aplicará únicamente a los espectáculos en directo: conciertos, representaciones de teatro y danza, y las corridas de toros, por lo que el cine no está incluido.

Esta medida tampoco afecta a las galerías de arte y el libro, que ya están gravadas con tipos reducidos de IVA del 10% y del 4%, respectivamente.

En la misma línea, FACUA recuerda que en septiembre de 2012 el Gobierno subió el IVA que gravaba la cultura del 8% al 21%, algo que afectó por igual a los espectáculos en directo y al cine. Por ello, la asociación no entiende la exclusión del cine en esta nueva medida y considera que los “principales perjudicados van a ser nuevamente los usuarios”.

El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, ha lamentado el “extraño interés” del Gobierno en mantener “el castigo” que impuso en 2012 a los empresarios, los trabajadores del sector y a los espectadores con la subida del IVA del 8% al 21%. “El Ejecutivo debería explicar cuáles son los motivos por los que considera más importante bajar el precio de la entrada a una plaza de toros que a una sala de cine”, ha concluido.

Según el último anuario de la SGAE, entre 2012, antes de la subida del IVA cultural, y 2015, el dato más cercano posible, todos los sectores culturales han visto reducidas sus cifras, debido, en parte, a un IVA que obligaba a encarecer las entradas para intentar mantener los niveles de ingresos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.