Finaliza la reunión de la Federación de Fútbol Balear con representantes de todas las categorías del fútbol base. Una reunión que ha contado con la presencia de Carles Gonyalons, director general de Deportes del Govern.
[adrotate banner=”125″]

En la reunión se ha hablado de la “dramática” situación que se vive en el club tras la batalla campal que ha dado la vuelta a las redes. El vicepresidente del Alaró se ha dirigido a padres y federación dejando claro algo que resume todo lo acontecido “no hemos demostrado que sepamos jugar a futbol” refiriéndose a la actitud que se adoptó en el campo tras la suspensión del partido.

El club sabe que se enfrenta a varias batallas a la vez; desde las llamadas de los padres a las quejas de los jugadores y la posible sanción económica a la que tendrán que hacer frente si asi se decide. Una situación “nada fácil” para el club y sus integrantes.

Eso sí; en la reunión, se ha dejado claro un lait motiv “no vamos a quitar el futbol a los niños” y tras la decisión de retirar de la liga al equipo infantil, se ha pedido la colaboración de todos para continuar con los entrenos y realizar partidos amistosos con otros clubes que se presten. Una actitud conciliadora tras la batalla desde la que se pretende implantar una nueva era en la actitud de jugadores y familiares en encuentros deportivos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.