El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha determinado mantener el bar chill out que fue abierto hace casi dos años y que el Ayuntamiento de Palma había clausurado, según han informado desde la Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA).

[adrotate banner=”125″]

Por esto, la asociación ha celebrado esta decisión que avala, según consideran, sus denuncias presentadas ante diferentes administraciones y que supone un freno “hacia una agresión estética de un bien cultural como es la fortaleza avanzada de San Carlos”.

Por otro lado, piden a la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) que el espacio recupere su forma original ya que es un Bien de Interés Cultural declarado en la categoría de protección de castillos o fortificaciones militares y su administración titular “debe velar por cumplir la legalidad y actuar con cuidado y sensibilidad de cara al futuro”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.