El hombre, de nacionalidad alemana, detenido esta madrugada sobre las 05:30 horas a las puertas de una discoteca en el Paseo Marítimo tras protagonizar un violento incidente; ha aparecido muerto esta mañana en las dependencias policiales, donde ha sido descubierto por un agente.

Esta mañana, sobre las 07:30 horas, el agente encargado de la custodia se ha encontrado el cuerpo del hombre en las celdas pertinentes. El cuerpo aparecía colgado por el cuello con la manga de su jersey. El hombre, detenido en el Marítimo horas antes, fue trasladado al cuartel de San Fernando sobre las 06:00 horas.

En cuanto se ha descubierto el cuerpo sin vida, los policías de guardia han actuado de inmediato y han intentado reanimarlo, a la vez que se ha dado aviso a los servicios de urgencias del 061, que tampoco han podido hacer nada por él. Tras certificar la muerte, se ha notificado a la Policía Nacional y al Juzgado de Guardia.

La Policía Local está colaborando estrechamente con los agentes del CNP para facilitarles todos los testimonios necesarios y las imágenes de las cámaras de seguridad que les puedan ser de utilidad para arrojar luz sobre los hechos. A las 11:00 se ha procedido al levantamiento del cadáver y queda pendiente la autopsia para avanzar en la investigación.

La detención del fallecido se produjo tras protagonizar un violento incidente en medio del Paseo Marítimo de Palma. Los hechos tuvieron lugar sobre las 05:30 horas de la madrugada del sábado; en una discoteca ubicada en la zona.

La Policía Local de Palma recibió un aviso sobre un ciudadano alemán, extremadamente agresivo, que se encontraba causando problemas a las puertas de una discoteca del Paseo Marítimo. Una vez dado el aviso, una patrulla se desplazó al lugar para tratar de hablar con él y calmarle.

Los agentes intentaron que el individuo abandonara inmediatamente el lugar, pero el estado de agresividad del susodicho era realmente intenso. El hombre trató de agredir a los agentes hasta que lograron reducirle y meterlo en el vehículo. Incluso dentro del coche, no paró de proferir gritos e insultos por doquier.

Tal era su nivel de violencia, posiblemente potenciado por sustancias estupefacientes; que comenzó a dar patadas desde el interior del coche policial hasta que logró reventar la puerta y el cristal del vehículo oficial. Los gritos del individuo causaron alarma en la zona y decenas de curiosos se acercaron a ver qué estaba ocurriendo.

Como el hombre se encontraba totalmente fuera de sí, los agentes decidieron activar a un furgón de la UII (Unidad de Intervención Inmediata) para que acudieran con uno de los vehículos equipados con jaula metálica para este tipo de situaciones. El hombre fue detenido y trasladado por los agentes a dependencias policiales; donde esta mañana ha aparecido ahorcado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.