El Departamento de Medio Ambiente del Consell de Mallorca ya ha comenzado los trabajos para poder abrir cuanto antes el GR-222, más conocida como la ruta Artà-Lluc. Las primeras actuaciones que se han puesto en marcha se centran en el tramo que une los municipios de Inca y de Caimari, de una longitud aproximada de 7 kilómetros.

[adrotate banner=”125″]

Los agentes forestales desbrozan y adecuan el camino, y los margers rehacen las paredes de piedra que están mal estado o que se han derribado. Asimismo, el Departamento de Territorio e Infraestructuras hace una modificación en la curva del mirador, que permitirá recuperar el camino antiguo, informa la institución insular en un comunicado.

Además, ya se han encargado los carteles y la señalización para garantizar la seguridad de los senderistas y una buena información.
Está previsto que estos trabajos estén terminados antes del verano y que se pueda abrir el tramo Inca-Caimari. Un hito importante de la ruta Artà-Lluc, ya que permitirá conectar la capital del Raiguer con la sierra de Tramontana y permitirá acceder en un transporte público, como es el tren.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.