Es lo que ha acordado la Junta de la Unión Deportiva Alaró después de reunirse con carácter de urgencia después del bochornoso espectáculo vivido el domingo en el partido de infantiles Alaró-Collerense.

[adrotate banner=”125″]

Además de retirar al equipo de Infantil de la competición el equipo aplicará de forma inmediata medidas disciplinarias contra el personal federado implicado en los incidentes como consta en el acta arbitral y en los informes de la Federación.

También tomarán medidas contra los espectadores locales implicados una vez que haya finalizado la investigación policial en curso. En el mismo comunicado la Junta del Alaró anuncia la puesta en marcha de un nuevo código ético interno y de un reglamento sancionador.

El Collerense aparta a dos jugadores

Por su parte, la Junta Directiva del Collerense ha decidido apartar de la competición “a dos jugadores cuyos familiares participaron activamente en los desagradables incidentes”, como expresa en un comunicado. El Club condena lo sucedido “reafirmando nuestro compromiso con los valores y educación que se debe transmitir a nuestros jóvenes deportistas”.

Con este comunicado el equipo da el asunto por zanjado en cuando a lo que se refiere a declaraciones públicas y dejan en manos de los distintos estamentos, “tanto deportivos como judiciales” que aseguran acatarán. No descartan tomar “otras medidas de carácter excepcional”, aunque no han especificado cuáles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.