¿Recuerda haber vivido una situación similar a la batalla campal en el Alaró-Colerense? Es la pregunta que lanzamos hace una semana en nuestra encuesta. Y el resultado, no os vamos a engañar, nos ha sorprendido. La pelea en el partido de infantiles entre el Alaró y el Collerense y que acabó con los padres a tortas en el terreno de juego, desgraciadamente no es la primera.

[adrotate banner=”125″]

Días después de que las imágenes de lo sucedido en Mallorca diesen la vuelta al mundo se produjo otra pelea, esta vez en un partido de juvenilles entre un equipo de Andorra y uno catalán. No es algo nuevo que surjan acciones antideportivas en medio del campo, hemos visto broncas e incluso agresiones entre jugadores de la máxima categoría. La obsesión de algunos padres porque sus hijos se parezcan a uno de sus ídolos provoca lo que se vivió en Alaró.

Cuestiones que no se solucionan con el cierre temporal de los campos ni con una condena unánime sobre lo ocurrido. El castigo lo reciben los niños cuando son los padres los que han actuado de manera errónea. Lo ocurrido en Alaró trasciende lo meramente deportivo y hay que buscarlo en cada casa. Los niños imitan a sus ídolos y sus padres y sus madres para ellos son dioses, como lo han sido para todos nosotros. A la espera de que se encuentre una solución real para que no se vuelvan a repetir estas actitudes vionentas y vergonzosas, vamos con los resultados de la encuesta.

El 58% de los que habéis votado afirmáis que sí habéis vivido una situación similar. El 42% restante habéis votado que no. Los números hablan por sí solos. No sabemos el resultado que hubiese obtenido una encuesta oficial a nivel estatal. Y casi que preferimos no saberlo…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.