La Policía Nacional ha procedido a la detención de una mujer de 30 años de edad acusada de varios robos a mujeres de avanzada edad a las que engañaba para acceder a sus viviendas. La mujer solicitaba agua para arreglar su vehículo y de esa forma entraba en los domicilios de sus víctimas, no dudando incluso en emplear la violencia sobre las mismas.

[adrotate banner=”125″]

Una vez lograba entrar en la vivienda, la detenida procedía a la sustracción de los diferentes objetos de valor. Las fuerzas de seguridad le imputan tres delitos, uno de robo con violencia y dos hurtos. El primero tuvo lugar en el mes de enero, momento en el que se inició la investigación. 

En este caso, la mujer llamó a la casa de una mujer octogenaria sobre las once de la mañana pidiendo ayuda para arreglar su vehículo. Una vez en el interior, con la excusa de necesitar agua, golpeó a la anciana y le sustrajo un cordón de oro mallorquín que llevaba en el cuello.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.