Los hechos han ocurrido a las 16:30 horas de la tarde del jueves en la calle Manacor de Palma, antes de la rotonda de Can Blau. Una mujer, pendiente de una operación, había avisado a los equipos de Emergencias para solicitar una ambulancia ante la taquicardia que estaba sufriendo.

Hasta el lugar se ha desplazado una ambulancia médica con una doctora y un técnico. Todo transcurría con normalidad hasta que la mujer, acompañada por su hijo, ha insistido en que el motivo de su traslado al hospital era la operación de la que está pendiente; y que sólo sería trasladada hasta el centro hospitalario para operarse.

La doctora y su compañero han tratado de explicar tanto a la mujer como a su hijo cuáles eran los protocolos a seguir en cada caso. El equipo médico de la ambulancia no podía asegurar que se realizaría la intervención que la familia estaba esperando; por lo que trataban de explicarle al hijo que sería el equipo médico del hospital quien tomaría tal decisión y que ellos sólo podían ocuparse del traslado. Además, les han aconsejado trasladar de inmediato a la mujer hasta el hospital debido a la taquicardia que padecía en ese momento.

Ni la madre ni el hijo se han conformado con las explicaciones de los sanitarios argumentando que esa visita al hospital no iba a servir para nada y que lo que necesitaba era una operación. El hijo, de 35 años de edad y nacionalidad argentina, ha empezado a insultar y a amenazar tanto a la doctora como al técnico, que, en medio de la discusión, ha podido dar aviso a la Policía Nacional.

Según la Conselleria, pasados exactamente doce minutos; cuando los agentes han llegado al lugar, el hijo ya había agredido a los dos componentes de la ambulancia. En primer lugar, ha comenzado a propinar golpes a la doctora, el técnico ha tratado de defenderla y también ha recibido varios ataques. Debido a la agresión, el hijo ha quedado detenido; y la mujer se ha negado a ir al hospital. Tanto la doctora como el técnico han resultado heridos  y se encuentran en situación de baja laboral.

El Servicio de Salud se personará ante la Justicia

Ante lo sucedido la Consejería de Salud, el Servicio de Salud y la Gerencia SAMUR 061 han condenado energéticamente cualquier agresión, sea verbal o física, los profesionales del sistema sanitario público. También han aprovechado para recordar que la reforma del Código Penal de marzo de 2015 considera autoridad a los sanitarios ante una agresión y prevé una condena de hasta cuatro años. El Servicio de Salud exigirá el máximo rigor en la aplicación de la condena.

En este caso el Servicio de Salud ante la gravedad de los hechos se personará ante la justicia y espera el máximo rigor en la aplicación de la condena

Aumentan las agresiones a los médicos

La Organización Médica Colegial (OMC) registró en 2016 un total de 495 agresiones a médicos de la sanidad pública y privada en España, 2,02 por cada mil profesionales, lo que supone un 37,12 por ciento más que las 361 del año anterior que rompe con la tendencia descendente que se había producido en los últimos 5 años.

Desde que en 2010 se creó el Observatorio Nacional de Agresiones ya ha registrado un total de 2.914 agresiones a facultativos. El 71% de los agresores en el último año son pacientes y un 26,6% familiares.

Por tipo de violencia las más frecuentes son los insultos (45,7%) y las amenazas (40,9%), aunque un 13,4 por ciento acabaron en lesiones físicas o psíquicas. De hecho, el 16 por ciento conllevaron una baja laboral. El principal motivo fueron discrepancias en la atención médica (42,8%), seguido del tiempo en ser atendido (15%), no recetar lo propuesto por el paciente (11,1%), discrepancias personales (11%) o informes no acordes a las exigencias (9,3%).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.