Los hechos ocurrieron en la medianoche del sábado al domingo, a las 00.15 horas en el centro de Palma. Una mujer circulaba por la calle Indústria en sentido hacia la calle Llibertat. A la altura del número 37 la conductora perdió el control de su vehículo y golpeó a tres coches que estaban estacionados.

Los vecinos escucharon los golpes y avisaron a los servicios de emergencias. Cuando llegó la Policía Local la mujer, española de 45 años, presentaba dificultades para sostenerse de pie. En la prueba de alcohol que se le hizo en el lugar superó en cinco veces la cantidad de alcohol permitida y fue trasladada hasta el cuartel de San Fernando para repetirle la prueba con un aparato homologado que misiese la tasa exacta.

[adrotate banner=”125″]

El resultado fue el mismo, la mujer quintublicaba la tasa límite. La conductora ebria abandonó el cuartel imputada por un delito contra la Seguridad Vial. Mientras, en la zona donde ocurrió el accidente, la Policía Local se encargó de regular el tráfico ya que un carril había quedado ocupado por el coche que provocó el accidente. También se personó una pareja de motoristas de la Local y la Unidad de Atestados, que se ha hecho cargo de lo ocurrido.

Al no poder localizar a los propietarios de los vehículos estacionados accidentados, la Policía Local dejó notas de papel en los parabrisas de los coches para un posterior contacto con ellos. En total los vehículos afectados fueron cuatro. Un fin de semana más donde la mezcla de alcohol y coche volvió a hacer de las suyas. Afortunadamente en esta ocasión no hay que lamentar daños personales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.