Juan Pedro Yllanes: "Me gustaría que en este país las mujeres fuesen más reivindicativas"

Juan Pedro Yllanes recibe a Crónica Balear a una semana de la cita de Vistalegre II y con la esperanza de Recuperar la ilusión. Así reza el lema del proyecto que apoya y que encabeza Íñigo Errejón. Pablo Iglesias quiso hacer coincidir el congreso de Podemos con el de los populares. Lo que se preveía como una puesta de escena para demostrar poderío y músculo frente a un decadente PP se ha convertido en todo lo contrario. Podemos afronta el momento más difícil desde que nacieron

[adrotate banner=”125″]

¿Qué ha pasado?
Que se están viviendo diferentes sensibilidades. El proyecto en el que yo me integro se llama Recuperar la ilusión. Intentamos que no nos arrinconen, ensanchar el proyecto, conservar a todas las personas que tenemos y atraer a las personas que todavía no han venido. No nos conformamos con los 5 millones de votos que tenemos, queremos que Podemos sea una opción de gobierno firme para el año 2020.

El lema es Recuperar la ilusión, ¿la han perdido?
No, pero de alguna forma queremos recuperar el proyecto inicial en el que cabía muchísima gente, proponemos retomar la idea que estaba en el origen de Podemos.

¿Quiénes forman parte de los partidos tradicionales?
Esencialmente los que han promovido el bipartidismo en este país desde la entrada en vigor de la Constitución: el PP y el PSOE. A ese bipartidismo clásico se ha unido con entusiasmo Ciudadanos.

¿Ciudadanos también es un partido tradicional?
No es un partido tradicional pero tiene maneras de partido tradicional y no tiene el más mínimo problema en integrar la coalición que vemos todos los días en el Parlamento y que permite que el Partido Popular siga sacando políticas de recortes que perjudican a la gente en vez de mejorarles la vida. Ciudadanos se ha entregado con entusiasmo a la política tradicional, sí.

¿Por qué Podemos no quiso pactar con el PSOE de Pedro Sánchez en la primeras generales?
Porque nos intentaban vender un proyecto progresista que no era tal desde el momento en el que se aceptaban muchas de las políticas que llevaba Ciudadanos en su programa. Ciudadanos ya no quiere ser socialdemócrata, ahora ya se declaran abiertamente liberales. Desde Podemos nunca hubo intención de unirse a esa coalición. Pedro Sánchez cometió un error de estrategia pensando que Podemos se podía incorporar al proyecto en el que ya había un pacto previo.

¿El Gobierno ningunea a Ciudadanos a pesar de contar con su apoyo?
Si los responsables de Ciudadanos están dispuestos a aceptarlo es su problema. Lo que sí está claro es que como no salió bien el pacto con Sánchez pues vamos a ver si sale bien el pacto con Rajoy.

¿Lo progresista no es pactar y llegar a acuerdos con el que piensa distinto?
Lo progresista es pactar con el que piensa distinto siempre que las políticas que promueve el que piensa distinto no sean incompatibles con tu programa electoral. Por supuesto que no estaríamos cerrados a llegar a pactos.

¿Cómo se explica la lucha de poder en Podemos en el contexto de un partido que surgió al albor del 15M?
El concepto lucha de poder ha sido más introducido por los medios de comunicación que por la propia formación.

Carolina Bescansa lo ha definido como un “choque de trenes”
Y luego Carolina Bescansa no ha tenido el más mínimo pudor en afirmar que apoyará a Pablo Iglesias. Lamento enormemente que Carolina Bescansa se retire de sus cargos orgánicos pero es cierto que ella también había tomado partido y lo manifestó públicamente. Es una mala noticia porque si lo que queremos es ensanchar Podemos no sobra nadie. El concepto ese de que se ha abandonado el movimiento popular creo que no está en ninguno de los documentos de Podemos, todo lo contrario, se mantiene la condición de movimiento popular.

¿Qué quiere decir exactamente “movimiento popular”?
No hay que perder de vista los orígenes de Podemos, en el 15M, en las calles y en las plazas, en la saturación de la gente ante políticas restrictivas. La mayoría de propuestas que plantea Podemos en las instituciones de las que forma parte surgen de la sociedad civil. Seguimos siendo un movimiento popular y el órgano máximo del partido sigue siendo la Asamblea Ciudadana. Lo de Vistalegre II no va a ser una pelea de egos para ver quién controla en partido, sino consultar a los inscritos y a las inscritas quién quieren que sea el secretario general y qué futuro quieren para el partido.

¿Fue un error ir a las segundas generales con Izquierda Unida?
Es cierto que se calculó que esa coalición con IU podía sumar y no sumó. Visto desde una perspectiva de pasado probablemente diríamos que no funcionó como se esperaba. Pero que fuese un error de principio creo que no.

¿Por qué no lo hicieron en las primeras elecciones?
Porque supongo que son circunstancias que se van produciendo a medida que vas participando en política. Ya se había puesto en marcha la máquina de guerra que suponía presentarse a unas elecciones generales aunque ya teníamos la experiencia de las europeas. Una vez que entramos en las instituciones y acabamos con el bipartidismo la propia evolución de las circunstancias determinó que para el 26 de junio la estrategia de confluir con IU era acertada.

¿Qué quiere decir cuando habla de la “máquina de guerra” de las elecciones?
Que desde que nace Podemos hemos participado en múltiples procesos electorales. Desde el momento en el que ese movimiento popular se vehicula a través de Podemos. Las europeas suponen la irrupción de Podemos en la vida política española, después las autonómicas, aquí en Baleares se apoya a un gobierno progresista. Y en las municipales no directamente con su marca, pero de alguna manera Podemos está presente en los principales ayuntamientos de este país, esencialmente en Madrid y Barcelona. Además participa en dos elecciones generales. Sin duda, hasta el día 26J Podemos funcionaba como una máquina de guerra. Ahora en Vistalegre debemos reposar la organización y pensar qué queremos ser para el futuro. Y de máquina de guerra pasaremos a ser otra cosa diferente: trabajo en calles y plazas y en lo institucional.

Desde fuera parece que tienen ustedes un grandísimo marrón
Caray… (risas). El término “marrón” en mi anterior profesión, que no he abandonado, tiene unos matices carcelarios muy evidentes, por tanto, difícilmente. Entiendo y acepto el término coloquial. Tenemos que hacer un ejercicio de sensatez, de responsabilidad y de madurez. Si queremos que esto no se quede en lo que pudo ser y no fue, eso lo vamos afrontar en la Asamblea Ciudadana. Probablemente por mi edad y por mi experiencia anterior no estoy acostumbrado a rendirme y precisamente después del 13 de febrero hay que pensar otra vez en hacer un trabajo juntos.

¿Qué les ha desunido?
Yo creo que nada. Es un problema de percepción de cuál es la mejor estrategia para el futuro y esa diferencia de percepción es la que ha provocado que lleguemos a Vistalegre con varias listas diferentes al Consejo Ciudadano Estatal e incluso con más de una candidatura a la Secretaría General. Yo no hablaría de que Podemos se haya roto pero probablemente hemos exteriorizado en exceso el debate vivo.

¿Asumir y reconocer públicamente la situación que atraviesan les ha perjudicado?
Seguiremos defendiendo la absoluta transparencia de forma interna y externa porque no podemos renunciar a esa seña de identidad. Es un proyecto de gente joven que tiene una enorme facilidad para trabajar en las redes y eso hace que de alguna forma se comunique más abiertamente todo el proceso que estamos atravesando para llegar a la Asamblea Ciudadana. Como autocrítica podría incluirse, quizá y sin restar un ápice de transparencia, no exhibirnos de esta manera porque en algunas ocasiones se ha vuelto en nuestra contra.

Pablo Iglesias encarna el ala más radical y a Íñigo Errejón se le relaciona más con el consenso. ¿Eso es real?
No lo definiría en conceptos de radical o moderado. Creo que la apuesta que hace Podemos para todas (Pablo Iglesias) de alguna forma le hace el juego a los partidos tradicionales y promueve una política de resistencia que mantendrá dentro de Podemos a los que ya están pero resultará complicado que atraiga a los que todavía no están. Frente a eso nosotros, Recuperar la ilusión (Errejón), proponemos recuperar la esencia de la fuerza política que se ofreció al escrutinio de la ciudadanía el 20D (primeras elecciones generales). Tenemos que empezar a gobernar desde ya. Nuestros 5 millones de votantes nos parecen pocos, queremos llegar a 8 millones y medio o a 9, que es lo que nos convertirá en fuerza de gobierno.

¿Por qué apoya a Íñigo Errejón?
En noviembre de 2015 decidí dejar mi zona de confort en la Judicatura para meterme en una aventura importante y participar en la vida política. El Podemos en el que yo me reconozco es el que propone Recuperar la ilusión.

¿Se ha terminado el buen rollo en Podemos?
Es posible que ese buen rollo que podíamos contagiar y transmitir se haya difuminado. Pero ese es el gran reto de Vistalegre. Cualquier proceso interno de debate sin duda hace que se pierda un punto de frescura. Y precisamente lo atractivo de Podemos es recuperar esa frescura.

¿Esta entrevista ya la está haciendo usted en modo campaña?
No. Además no estoy acostumbrado a las campañas electorales y es lo que menos me gusta de la política con diferencia. No estoy acostumbrado a la maquinaria de una campaña. Explicar a las inscritas y a los inscritos de Podemos cuáles son las diferencias y los puntos en común es lo más importante.

 

TODAS Y TODOS, INSCRITAS E INSCRITOS

Desde la irrupción de Podemos todos los partidos hablan de todas y todos, inscritos e inscritas, etc. ¿Por qué siempre femenino y después masculino?
Si hay algo que identifica a Podemos es lo poderosas y lo reivindicativas que son las mujeres del partido.

Bueno, pero eso todas las mujeres, no sólo las mujeres de Podemos…
Yo digo las mujeres de Podemos. ¿Todas las mujeres? A mí me gustaría que fuesen más reivindicativas las mujeres en este país. Yo no tengo tan claro que todas las mujeres, pero bueno, ojalá lleguemos a que todas las mujeres sean tan poderosas y reivindicativas como las que están en Podemos. Nosotros desde Recuperar la ilusión proponemos que una de las cosas que hay que hacer es feminizar el partido. Y no estoy trivializando el término feminizar.

¿Para poder hablar de personas tienen primero que hacer el paso de hablar primero de mujeres y luego de hombres?
No, tenemos que acostumbrarnos a utilizar lenguaje inclusivo. Es verdad que llama mucho la atención primero mujeres y luego hombres, pero digamos que es una marca de identidad de Podemos. Si los demás lo hacen es porque nos lo han copiado, lo tengo clarísimo. En mi caso es cierto que me he tenido que acostumbrar.

Ustedes trabajan intensamente los mensajes y cuando, por ejemplo, en una declaración corta utilizan “inscritas e inscritos” están perdiendo segundos para incluir otra idea, ¿les compensa?
Demos por muy bien empleado la pérdida de diez segundos de mensaje. Creo que es importante que seamos sensibles con esto. Si hay algo que las feministas de Podemos siguen reprochándonos es que falta de darles a las mujeres en Podemos el papel importante que tienen que tener. Creo que somos la fuerza política que mejor sitúa y valora a las mujeres.

 

EL PAPEL REIVINDICATIVO DE LA MUJER EN ESPAÑA 

¿A qué se refiere cuando dice que le gustaría que las mujeres fuésemos más reivindicativas?
Seguimos teniendo déficits importantes de igualdad y todavía nos encontramos con que aquellas mujeres que reivindican el papel de la mujer en la sociedad desde posiciones femeninas siguen siendo tachadas de feminazis y se utilizan una serie de adjetivos para deslegitimarlas. Eso demuestra que somos una sociedad que no hemos entendido que la igualdad tiene que ser efectiva. En cuestiones como la dependencia, ¿quién cuida a los dependientes?, o los permisos de paternidad y maternidad, que el PP defendía con entusiasmo en campaña electoral pero que se les ha olvidado. O la brecha salarial, que en el tema de las pensiones provoca enormes agujeros a la hora de que las mujeres accedan al sistema público de pensiones. Hay muchísimo trabajo que hacer. Así como creo que en las mujeres de Podemos esto empieza a cuajar, lamentablemente hay un sector importante de la población de mujeres en este país que les falta dar ese paso.

¿Hace falta enseñar las tetas (hablamos de las FEMEN) a un cura para que se visibilice esa cuestión?, ¿ese mensaje se entiende bien?
Lo primero que tenemos que hacer es normalizar que una mujer pueda enseñar una parte de su anatomía como son las tetas y que no nos siga provocando tensión.

No es lo mismo enseñarlas en la playa que frente a un obispo
A lo mejor el problema que tiene el señor obispo es que todavía no se ha acostumbrado a que las mujeres tienen tetas.

Era sobre el aspecto de la provocación, ¿es necesario ese tipo de acciones o eso se vuelve en contra de la mujer?
Creo que no se vuelve en contra. Es más, los reproches hacia las formas de FEMEN de exponer sus protestas vienen de una parte muy concreta de la sociedad y de los medios de comunicación. Tenemos que normalizarlo. No lo sé exactamente porque nunca he hablado con nadie de FEMEN pero todo parece indicar que han comprobado que enseñando las tetas su mensaje llega. Probablemente si lo hicieran de una forma más discreta su mensaje quedaría oculto. A mí me parece que no es ninguna provocación, sinceramente. No digo en un lugar de culto porque tendríamos que plantearnos un choque de derechos fundamentales y sería enormemente complicado. Pero mientras no haya un ataque a los derechos de los demás me parece estupendo que FEMEN proteste enseñando las tetas y poniéndose el lema en las tetas.

 

MONEDERO YA NO ES EL LÍDER MORAL DE PODEMOS

Hablaba antes de la frescura, ¿cómo la van a mantener con dos líderes distanciados y cuando uno de los líderes morales de Podemos, Juan Carlos Monedero, enreda contra uno de ellos?
A mí Juan Carlos Monedero no me parece el líder moral. Sería un líder moral si hablase de política o de los problemas de la ciudadanía. Pero habla de sus cosas, por lo tanto no le reconozco la condición de líder moral.

¿Quién es Juan Carlos Monedero?
Un señor que lo que lleva haciendo los dos últimos meses es sembrar cizaña. Es un fundador del partido y eso le legitima para hablar. Pero sus opiniones no me interesan porque no las comparto. Lo que hace es atacar a quien no tiene la misma sensibilidad que él. Tratándose de un fundador de Podemos no parece que sea lo más productivo. Yo lo siento pero para mí, desde hace mucho tiempo, ha perdido la condición de líder moral. No me interesa nada el tema Juan Carlos Monedero porque nos empequeñece.

¿Por qué Pablo Iglesias dice que si gana el proyecto que lidera Errejón él deberá ser el secretario general?
Es un sistema de votación hecho a medida de Pablo Iglesias porque se lo encargó a Pablo Echenique. Primero se votarán los documentos, después el Consejo Ciudadano Estatal y finalmente se votará a la Secretaría General. Errejón, que yo sepa, no compite para ser secretario general y me ha sorprendido que Pablo Iglesias encabece la lista al Consejo Ciudadano Estatal.

 

EL PLEBISCITO DE PABLO IGLESIAS

¿Eso es asegurarse un puesto?
No tanto asegurarse un puesto sino que, de alguna manera, la Asamblea Ciudadana se convierte en un plebiscito sobre la figura de Pablo Iglesias y eso es lo que no me gusta porque creo que no es eso lo que se discute. Podemos tener un pequeño problema orgánico en el caso de que la lista más votada no sea la de Pablo Iglesias porque creo que los estatutos del partido no prevén qué ocurre en el caso de que quien gane este sistema de votación a la medida de Pablo Iglesias no sea Pablo Iglesias. Íñigo Errejón no compite para la Secretaría General.

¿Qué pasará si Errejón gana?
Que habrá ganado en las votaciones, espero de Documentos y del Consejo Ciudadano Estatal y que si Pablo Iglesias gana las votaciones a la Secretaría General será una decisión que tendrá que tomar Pablo Iglesias. A lo mejor habrá que plantearse una nueva votación a la Secretaría General con otros candidatos o candidatas, es que no lo sé.

¿A día de hoy el poder del partido lo tiene Pablo Iglesias?
Yo no haría esa lectura. Podemos sigue estando en manos de la Asamblea Ciudadana, que es el órgano máximo. Tú no te vas a un sastre a que te haga un traje a medida para dejárselo a tu cuñado, sino para que te siente a ti impecablemente bien. El sistema de votación ideado está hecho a la medida de Pablo Iglesias porque se lo encargó a Echenique y con entusiasmo se lo hizo. Me parece perfecto. Las bases de Podemos, con una mínima diferencia, decidieron que ese es el sistema de votación que se tiene que llevar a Vistalegre. Perfecto, aunque sea menos proporcional del que proponía Recuperar la ilusión. Pero seamos consecuentes con ese sistema de votación. No me parece que sea muy ajustado a lo que establecen los estatutos de Podemos que se decida hacer secretario general a Íñigo Errejón. Entre otras cosas porque Íñigo Errejón no se presenta a la Secretaría General.

Que conste una cosa- dice Yllanes- la que está en modo electoral en esta entrevista es usted, no soy yo- afirma el juez, riendo. (En ese momento avisan a Yllanes de que quedan pocos minutos de entrevista).

Bueno, deje que haga mi trabajo (más risas)
No, no le estoy diciendo cómo tiene que hacer su trabajo, pero me encantaría hablar de actualidad. Que se lo digo en broma, pero es gracioso que sólo estamos hablando de lo interno, que lo entiendo porque está ahí al lado.

¿Cuántos trajes tiene?
Dos, pero uno ya no me sirve porque he adelgazado desde que me lo compré. Tengo un solo traje que hace mucho tiempo que no me pongo y solo lo utilizo para las grandes ocasiones.

¿Cuántos trajes políticos le han hecho?
Estoy convencido de que me han etiquetado, me han llamado moderado, errejonista, muchas cosas.

¿Pero usted no es errejonista y moderado?
En el sentido de que apoyo el proyecto en el que Íñigo Errejón va de número uno sí. A lo mejor me declaro más “ritista”, me encanta que vaya Rita Maestre de número dos, o que Clara Serra vaya de número cuatro. Y que Pepe Viyuela cierre la lista, tengo muchas ganas de conocerlo personalmente. Me han llamado moderado pensando en cuál es mi origen profesional, en qué asociación profesional pude estar… Muy poca gente sabe lo que yo he votado desde que tuve el privilegio de hacerlo en 1978.

 

EL VOTO ES SECRETO

¿A qué partidos ha votado usted durante toda su vida, si puede o quiere decirlo?
Le puedo decir una parte. Jamás en mi vida he votado al Partido Popular. Jamás.

Eso es como decir casi nada…
Le estoy diciendo mucho porque hay mucha gente que piensa que por una determinada manera de vestir o de venir de un colectivo calificado como conservador rápidamente te ponen una etiqueta. Yo no llevo rastas, digamos que me salgo un poco de la estética habitual de Podemos. Tengo muchas americanas en el armario porque antes las utilizaba mucho y lo que no voy a hacer es regalarlas, así que las utilizo. Lo que estoy intentando expresar es que la sospecha es que este tío se ha vuelto loco y de ser un tío absolutamente conservador, ahora de repente se ha vuelto perroflauta. Pues ni lo uno ni lo otro. Habitualmente he votado posiciones progresistas, sin identificar a ningún partido. Reconozco que en alguna ocasión me he arrepentido de haber votado a quien he votado.

¿Se arrepiente de haber votado al PSOE?
No voy a decir nada. El voto es secreto.

¿Por qué dice que la Judicatura era una zona de confort?
Me refiero a que cuando tienes 26 años de experiencia como yo los sustos o los problemas que te encuentras en tu profesión se minimizan. Es un tema de experiencia. Quizá la mayor sorpresa que me podía haber llevado es tener a una persona de la Familia Real delante en el caso Nóos, pero no llegué a presidirlo. Preparé la logística pero no lo presidí.

¿Por qué?
Porque tomé la decisión de participar en política.

¿No le habría gustado presidir el tribunal del caso Nóos?
He presidido muchísimos juicios y este no dejaba de ser un juicio más.

Era un bombón de juicio…
Bueno, un bombón de juicio que al final se ha revelado tremendamente árido por la complejidad de los tipos penales. Dejó de tener interés en el momento en el que desaparecieron Cristina de Borbón y Urdangarin. Fue una decisión que se tomó por el tribunal cuando yo todavía iba a presidirlo. Creo que fue una decisión acertada para disminuir la concentración de atención. (Los acusados del caso Nóos permanecieron presentes en el juicio mientras declaraban los diecisiete imputados. Después les dieron la opción de ausentarse del caso). Me hubiera encontrado con más dificultades a la hora de deliberar la sentencia. Pero en el fondo no hubiese supuesto especial interés el caso Nóos. He tenido casos más apasionantes en mi vida profesional.

¿Cuáles?
El imán de Fuengirola. Creo que es el caso más interesante que he tenido y en donde he demostrado que le tengo un enorme respeto a las mujeres de este país.

¿Cree que se está retrasando en exceso la redacción de la sentencia?
Hay un deseo de ver qué es lo que pasa por un interés informativo evidente. Parece que la sentencia va a tener una extensión importante, redactarla es enormemente complicado. Me parece injusto que se haya comparado con otras sentencias, como la del 11M, que tardó siete meses. A lo mejor la sentencia del 11M no provocaba tanto debate interno en la deliberación o había una dedicación especial o a lo mejor quien la redactó tenía más facilidad a la hora de poner negro sobre blanco. Estoy absolutamente convencido de que la prórroga que se ha solicitado será la última y que tendremos sentencia antes de primavera. Será técnicamente complicada, larga y difícil de leer, con debate de mucha enjundia jurídica. No me cabe la menor duda de que las tres integrantes del tribunal tienen clarísima cuál es su tarea y será una sentencia ajustada a Derecho.

 

LA CRISIS DEL PARLAMENT

¿Podemos Baleares está gestionando correctamente su presencia como socio externo del Govern de Armengol?
Creo que sí. Se ha demostrado que el Pacto de Govern es para mejorar la vida de la ciudadanía en Baleares. Creo que es un acierto absoluto.

¿El amago de ruptura del Pacte en caso de que no se acepte a Balti Picornell para presidir el Parlament es un farol de Podemos?
No me imagino a Alberto Jarabo ni a nadie de Podem Baleares lanzando ningún farol. Es sencillamente reclamar que se respete el Pacto de Govern y que la presidencia de la Cámara la siga manteniendo Podem.

Sin embargo Podemos forma parte del circo que hay montado entre todos en el Parlament, donde la izquierda es incapaz de ponerse de acuerdo
La imagen institucional no es la deseable pero creo que esencialmente este circo lo han montado dos personas, Huertas y Seijas, que todavía no se han dado cuenta de cuál es verdaderamente su responsabilidad, de que a ellas no les votaron por ser Montse Seijas y Xelo Huertas sino porque iban en una lista y en una apuesta que se llama Podemos. Si ellas todavía no se han dado cuenta de que los espectáculos que estamos viendo no ayudan a la imagen institucional del Parlament de Balears pues lo lamento enormemente. Aquí todos hemos tenido nuestra pequeña cuota de responsabilidad en que la imagen haya salido un poco maltratada. Estoy convencido de que reclamando los pactos del Govern conseguiremos restituir esa imagen y de que si el PP deja de darles munición habremos recuperado la imagen institucional seria y de preocupación por la ciudadanía de Baleares del Parlament.

 

DE JUEZ A POLÍTICO

¿Qué le aporta la política que no le aportaba ser juez?
Participar en un servicio público diferente. No discutiré que la Administración de Justicia es un poder del Estado, pero lo concibo como servicio público. La política tiene un punto de frescura que no tiene la Judicatura. Siempre lo digo, aparentemente pensamos que todo se decide en el pleno del Parlamento pero la vida está en los pasillos, en las comisiones, en lugares donde no hay una cámara. El trabajo en la Administración de Justicia es mucho más ceremonial, más encorsetado, más pautado. El político es más espontáneo. Y todo este proceso interno es enormemente interesante para mí porque en 26 años no había vivido nada parecido.

¿Cuánto dinero ha dejado de ingresar cada mes con el cambio?
No lo sé exactamente. Es cierto que en Podemos hay unos criterios de compensación en el caso de que haya una pérdida de capacidad adquisitiva muy importante respecto de la profesión anterior. Pero el sueldo de un diputado es notablemente inferior al de un juez. Aparte de perder capacidad adquisitiva, que no me preocupa, he perdido calidad de vida. Voy a coger ocho vuelos en seis días, eso es pérdida de calidad de vida. Yo aquí vivía muy a gusto yendo en moto a trabajar.

¿Le compensa?
Me compensa porque el trabajo que estoy haciendo es apasionante. Un día los canarios y los baleares tendremos que explicarles a todos nuestros compañeros hasta qué punto perdemos calidad de vida. He perdido tranquilidad, pierdo muchas horas de mi vida en los aeropuertos y también he perdido peso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.