Un testigo protegido, al que los investigadores del caso sobre el presunto amaño en los contratos de la ORA durante la pasada legislatura dan credibilidad, ha afirmado que el expresidente del PP de Palma, José María Rodríguez y el regidor Álvaro Gijón habrían recibido una “comisión millonaria” estimada en 1,2 millones a repartir para que el concurso de la ORA se amañara y se adjudicara a la empresa Roig.

[adrotate banner=”125″]

En el sumario también se incluye el informe de la Policía sobre el concurso público de la ORA y sobre este amaño determina que existen “abrumadoras conclusiones” que superan “con creces” el rango de los “meros indicios racionales” para desembocar en “ilícitos penales de prevaricación, fraude a la administración, malversación de caudales, cohecho y falsedad documental”.

Las investigaciones sitúan a Gijón, presuntamente, “dirigiendo la conducta ilícita” y “en el escalón más elevado de la pirámide delincuencial”, siendo este “el presunto beneficiario de la mayor parte de la dádiva entregada”. A pesar de esto, se asegura que su intervención “no se aprecia de modo directo” pero que su “superioridad jerárquica ha quedado acreditada”.

Sobre Rodríguez, en el informe se dice que las manifestaciones de este testigo protegido “son creíbles” pero que “lo cierto es que hasta el momento, al contrario que con Gijón no han aparecido pruebas constatables que sean suficientes para enervar la presunción de inocencia que en principio pesa sobre él”.

Cabe destacar que este caso está bajo secreto de sumario y que las investigaciones todavía están en marcha.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.