La presidenta del Tribunal del Jurado ha sentenciado a la que fuera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Ciutadella, Antònia Salord, a un año y seis meses de prisión por haber hecho desaparecer un expediente sancionador con el objetivo de favorecer a un policía municipal.

[adrotate banner=”125″]

Además, se le condena a una inhabilitación especial de empleo o cargo público por cuatro años y a una multa de doce meses de 10 euros al día con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

Ocurrió en 2009 cuando la acusada, según los hechos probados, requirió a una sociedad contratada por el Ayuntamiento para la tramitación de expedientes disciplinarios un total de 12 expedientes, entre ellos el de un policía municipal.

Así, la ahora condenada devolvió todos los expedientes excepto el que afectaba al policía, con quien se reunió en su despacho. El fiscal acusa a Salord de haber ocultado o destruido el expediente disciplinario urbanístico para beneficiar injustamente al policía.

Aunque la empresa tenía fotocopias del expediente sancionador éste quedó paralizado durante meses. Salord cesó de su cargo en marzo de 2009 e hizo “desaparecer de manera intencionada el expediente”. En junio de 2010 se le requirió y no contestó “nada”, según se puede leer en la sentencia hecha pública este lunes.

En el juicio Salord dijo que “nunca” dio “a nadie un trato de favor por recibirle” e indicó que reunirse “con un ciudadano que tiene una preocupación no es darle un trato de favor” sino una “obligación” propia de cargo que desempeñaba.

Salord explicó que había muchos ciudadanos afectados por disciplina urbanística que contactaron con ella “en el supermercado” o incluso en la puerta de su casa porque consideraban que “las tasaciones” que hacía esta empresa “estaban muy por encima de la realidad”. Fue el caso del policía municipal en cuestión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.