El Govern destinará tres millones de euros, dos en 2017 y uno en 2018, para renovar, rehabilitar y modernizar el Hospital General de Palma y solucionar así las deficiencias estructurales.

La presidenta del Ejecutivo balear, Francina Armengol, ha explicado que su compromiso es “intentar poner al día la instalación e ir mejorando las condiciones de trabajadores y usuarios”.

“Los políticos tenemos que ser capaces de mirar mucho más lejos de los 4 años tenemos una población que envejece y necesita una estrategia de cronicidad”, ha manifestado Armengol

[adrotate banner=”125″]

El plan de reformas incluye actuaciones estructurales “imprescindibles” como la reparación de la instalación eléctrica, del cuadro general o la sala central térmica, ha indicado el director general del Ib-Salut, Juli Fuster.

“Hay muchas deficiencias porque el mantenimiento en los cuatro años anteriores fue cero”, ha asegurado Fuster.

En este sentido, el director general ha expresado que quieren que el Hospital “quede consagrado como uno de los más importantes dentro de la estrategia de cronicidad”.

Por su parte, la consellera de Salud, Patricia Gómez, ha recordado que este hospital cuenta “con más e medio siglo de historia y es anterior a la conquista de América”

REFORMAS

Fuster ha informado que se destinará más de un millón de euros a reformar la unidad de convalecencia B en 2017, mientras que la planta de convalecencia C se mejorará en el año 2018.

Entre otras medidas, también se contempla una partida de 25.000 euros para reparar o cambiar los ascensores, puesto que “son muy antiguos y ya no se fabrican piezas para ellos”.

Además, se repararán las cubiertas para solucionar el problema de goteras, las cañerías de agua y se reformarán y rehabilitaran las fachadas del edificio que se encuentran en “estado de debilitamiento”.

En cuanto a las actuaciones tecnológicas, se destinarán 250.000 para un nuevo equipo de rayos y la reforma de la sala convencional para adaptarla a las máquinas modernas.

FALTA DE PERSONAL

Fuster ha reconocido que son “muy conscientes” de las necesidades en cuanto al personal sanitario, especialmente en el número de geriatras disponibles.

Igualmente, ha asegurado que “ello no quiere decir que no se esté atendiendo bien a los pacientes” y ha indicado que se espera mayor contratación de más personal a través de la convocatoria de oposición que ha pactado el Govern.

Por otra parte, Fuster ha explicado que se está diseñando un plan de salud mental con la colaboración de 160 profesionales que contempla medidas de actuación en el centro psiquiátrico de Palma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.