Foto: Europa Press

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado este lunes que respetará la decisión que la justicia adopte sobre el ex duque de Palma Iñaki Urdangarin, condenado a seis años y tres meses de prisión en el ‘caso Nóos’, y ha pedido que se reflexione sobre el daño que se ha causado a personas que han sido puestas “en la picota” durante el proceso y que finalmente han sido absueltas.

[adrotate banner=”125″]

“Conviene respetar las decisiones de los tribunales”, ha subrayado el jefe del Ejecutivo en una entrevista a Informativos Telecinco recogida por Europa Press después de conocerse la citación el próximo jueves de Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres para decidir si se acuerdan medidas cautelares contra ellos.

En este sentido, ha subrayado que hay que dejar trabajar a los jueces y no poner en tela de juicio la decisiones que adopte la justicia porque España es una democracia y, “algunas veces nos gustan y otras no”, pero o “respetamos las normas, las leyes y la Constitución o francamente acabamos teniendo un problema”.

“Yo no sé qué va a pasar con el señor Urdangarin porque ahí el Gobierno no tiene ninguna capacidad de decisión pero si yo no respeto las decisiones de los tribunales, ¿quién va a respetarlas?”, ha enfatizado Rajoy. El fiscal Pedro Horrach ha comunicado este lunes que se inclina por pedir prisión preventiva eludible con fianza para el ex duque de Palma y el que fuera su socio, aunque esperará a escuchar las alegaciones de las partes.

En cualquier caso, el también presidente del PP ha pedido reflexionar sobre el daño causado a las personas que han resultado absueltas pero que han sido puestas “en la picota” durante todo el proceso judicial y ha llamado a hacer un “esfuerzo” para tener “un país mejor, para castigar a quien hace lo que no debe, para exigir que se cumpla la ley, pero sin olvidar que existe la presunción de inocencia”.

“He visto que ha habido muchas personas que han sido absueltas después de muchos años en los que lo han pasado mal. La gran pregunta es qué les decimos a esas personas, que han sido puestas en la picota, y a quienes se les ha pedido muchas años de prisión”, ha subrayado.

Y, como ejemplo, el jefe del Ejecutivo ha puesto el nombre de la exconsejera delegada de Madrid 2016 Mercedes Coghen. “¿Qué le decimos ahora?”, se ha preguntado Rajoy para llamar nuevamente a la reflexión: “Dejemos ahí eso para que todo el mundo le diera una vuelta”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.