El nuevo presidente del Parlament balear, Baltasar Picornell, ha “alabado a la democracia” en sus primeras palabras como máximo representante de la Cámara que, según ha dicho, “tanto nos ha conseguido conseguir, no hace demasiado tiempo”. También ha tenido palabras para los “más débiles” y los “refugiados”.

En su discurso, nada más ser elegido presidente de la Cámara balear, ha dicho que, “por respeto a sus antepasados, pero sobre todo, por las nuevas generaciones, su compromiso es claro y contundente: más y mejor democracia, más y mejor parlamentarismo y más y mejor autogobierno”. “Este y no otro es le trabajo que tengo por delante. Mi compromiso a no fallar”, ha apuntado.

[adrotate banner=”125″]

“Vengo de una familia humilde de Felanitx, de un pueblo de gente trabajadora, como la mayoría de gente de nuestras Islas. La enseñanza que me han dado desde bien pequeño es que con esfuerzo sincero y trabajo es como se gana la confianza y el respeto”, ha proseguido en su discurso.

NECESIDAD DE ACUERDOS PARLAMENTARIOS

El nuevo presidente ha señalado que “ojalá, estemos todos y todas a la altura de la necesidad de acuerdos parlamentarios para mejorar nuestra labor y acercarla, cada vez más, a la sociedad civil de las Islas Baleares”, y ha mencionado al filósofo Todorov -que hace unos días que nos va a dejar-, quien afirmaba que “hay que dar poder a las personas. Éste es el significado de la democracia. Pienso que se deseable que tengamos en cuenta esta idea”.

Terminado el capítulo de agradecimientos, Picornell ha realizado una petición de disculpa a las personas del servicio de transcripción de la Cámara: “Deberán sufrir mi acento Felanitx, pero la diversidad de acentos del catalán es parte de la riqueza de la lengua propia de esta tierra”, ha aseverado al respecto.

PENSAR EN LOS MÁS DÉBILES

El presidente del Parlament ha asegurado que se “esforzará para que este Parlament sea la sede de acuerdos institucionales pensando en las necesidades de las personas más débiles de nuestra sociedad y con las familias isleñas que aún sufren los efectos de la crisis” y, en este punto, ha agregado que el Pacto para la Inclusión, que en su día se firmó con EAPN-Red para la inclusión social de las Islas Baleares, es un buen ejemplo”.

Así, se ha referido en su discurso al sufrimiento que provoca la llamada crisis de los refugiados, el demasiado frecuente incumplimiento de los Derechos Humanos, o la lacra de la violencia machista.

Picornell ha apuntado que, pese a que “hoy no empezamos la tarea de esta legislatura, hay “mucho trabajo por delante: salvar
esta distancia que hace mucho tiempo que crece entre la gente de la calle y sus representantes”.

“Desde hace ya mucho tiempo, y especialmente los del 15M, tenemos la diagnosis y ahora toca ir al grano”, ha añadido.

ABRIR EL PARLAMENTO A LA CALLE

En este punto, ha apuntado que “cumplir y hacer cumplir el Reglamento, la mejora de la transparencia y abrir se Parlamento a la gente de la calle”, serán sus objetivos principales.

“Considero muy importante que las ciudadanas y los ciudadanos de Ibiza, Menorca y Formentera, perciban que, verdaderamente, este Parlament es su casa. Por eso pido compromiso, rigor, y trabajo a todos, porque respetar este Parlamento, es respetar a la ciudadanía que representamos”, ha aseverado.

Esta es la cámara del debate, la producción legislativa, el control del Govern, eso quiere decir que, como es la sede de la soberanía democrática del nuestro autogobierno, debe ser siempre la casa de la gente”, ha insistido Picornell.

“No les pido que me pongan fácil mi tarea como presidente de esta Cámara. Sí que os ruego que el debate, la confrontación de ideas, la contraposición de argumentos, no arrincone lo que me enseñaron en mi casa, que era la buena educación. Por gritar más, no se tiene más razón”, ha agregado en su discurso.

El nuevo presidente de la Institución parlamentaria ha concluido su alocución recordando que “queda mucho por hacer y no hay tiempo que perder para seguir trabajando, nos queda aún mas media legislatura”. “Os ruego, diputadas y diputados que mediante nuestra labor legislativa estemos en la altura del reto de conseguir unas Islas más justas e igualitarias”.

“Como repite muy a menudo el maestro de historiadores Josep Fontana: “La sola cosa que no es lícita es resignarse”. “Viva Formentera! Viva Menorca! Viva Ibiza! y Viva Mallorca!”, ha dicho Picornell para cerrar su discurso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.