MÉS per Mallorca y MÉS per Menorca se han mostrado en desacuerdo con la moratoria de dos años que figura en el proyecto de decreto de exigencia del conocimiento de lengua catalana, y que permitiría que el personal sanitario que deseara trabajar en el Servei de Salut de les Illes Balears (Ib-Salut) no tuviera que acreditar el manejo del catalán hasta finales de la legislatura.

[adrotate banner=”125″]

Así lo han expresado este domingo en una nota de prensa, con respecto a lo publicado en el Boletín Oficial de las Islas Baleares(BOIB) de este jueves 23 de febrero de 2017.

En este sentido, el portavoz de MÉS per Menorca, Nel Martí, ha afirmado que “evidentemente” esta moratoria no cuenta con el apoyo de los menorquinistes ni de los mallorquinistas.

Para Martí, la propuesta supone “prolongar una discriminación hacia los ciudadanos de Baleares que quieren emplear el catalán en el sistema de salud”.

Por su parte, la portavoz de MÉS per Mallorca, Bel Busquets, ha señalado que están seguros que la Conselleria de Salud rectificará ante una cuestión que para los ecosoberanistas representa una “línea roja”.

Ambas formaciones han recalcado que la moratoria no tiene sentido, pues el mismo decreto ya prevé excepciones para que, en ningún caso, la prestación asistencial pueda resultar afectada por la carencia de profesionales competentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.