El conflicto del Transporte Urgente de Ambulancias de Urgencias de Mallorca, dependiente del IB-SALUT, ha sido resuelto hoy tras el pertinente arbitraje del TAMIB con una victoria total de cara a los argumentos de los trabajadores, que reivindicaban 600.000€ que la empresa pretendía no afrontar, relativos a gastos en salarios, seguridad y salud pública. Irregularidades denunciadas a través del sindicato bajo el liderazgo de Rubén Uroz, presidente del comité de empresa de las ambulancias de urgencias del 061 y  presidente del Sindicato Nacional de Técnicos en Ambulancias FS-TES.

[adrotate banner=”125″]

El tribunal ha determinado que la empresa debe pagar el 100% de las cantidades reclamadas y solucionar todas las carencias exigidas. Según el Sindicato Nacional de Ambulancias FS-TES, una “victoria para los trabajadores tal y como se defendió desde hace más de un año al declararse ilegales las acciones de la empresa para no abonar los salarios”  explican en un comunicado sobre la resolución.

La empresa deberá pagar todos los atrasos adeudados a los trabajadores y actualizar las bases salariales. Además, el sindicato reactivará su actuación sindical ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que hasta el momento se mantenía a la espera de que se resolviera el caso a nivel judicial. Ahora se pedirán las sanciones por los incumplimientos en el abono de salarios, uniformidad y prevención de riesgos laborales.

Según el arbitraje, se produjo un proceso de inaplicación intencionado del convenido por lo que el dinero público que recibía la empresa para prestar el servicio no repercutía en los trabajadores ni en la calidad del servicio en sí. El Sindicato Nacional de Ambulancias FS-TES no descarta interponer una querella criminal por el acoso que ha recibido el líder sindical de la lucha, Rubén Uroz, y otros delegados, afiliados y simpatizantes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.